Internacional

Bukele ordena "disparar a matar" para reducir los homicidios

Bukele ordena "disparar a matar" para reducir los homicidios

Publicado: 27 de abril de 2020 09:38 (GTM+2)

El presidente salvadoreño cree que la mejor forma de acabar con la violencia en el país es permitir a la policía el uso de fuerza letal

Militares entran en el Congreso de El Salvador acompañando a su presidente Nayib Bukele - Archivo, febrero 2020

Militares entran en el Congreso de El Salvador acompañando a su presidente Nayib Bukele - Archivo, febrero 2020

El presidente de El Salvador, Nayb Bukele, autorizó este domingo a los cuerpos de seguridad del país, tanto policía como ejército, a hacer uso de "fuerza letal" para combatir a las pandillas, a las que acusa de cometer la mayoría de los asesinatos que se registran en esta nación centroamericana.

Bukele, muy activo y popular en las redes sociales, explicó a través de su cuenta oficial en Twitter que "el uso de la fuerza letal está autorizado para defensa propia o para la defensa de la vida de los salvadoreños", y pidió a "la oposición que se ponga del lado de la gente honrada, y a las instituciones que controlan que dejen de proteger a quienes asesinan" al pueblo.

"Las maras [pandillas] están aprovechando que casi la totalidad de nuestra fuerza pública está controlando la pandemia [de coronavirus]. Tendremos que mover recursos para combatirlas", aseguró el presidente.

El mandatario indicó que su Gobierno "se encargará de la defensa legal de quienes sean injustamente acusados por defender la vida de la gente honrada" e instó a la Fiscalía General del país a "procesar a los aliados de las pandillas" por "asociaciones terroristas" y "apología del terrorismo".

En paralelo, el director general de centros penales, Osiris Luna, detalló que se comenzó a mezclar y recluir en las mismas celdas a miembros de diferentes pandillas, acabando con una política previa que trataba de evitar conflictos dentro de los centros colocando por separado a grupos rivales. "En este Gobierno no habrá beneficios y privilegios para ningún miembro de estructura criminal", declaró el funcionario.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo y Bukele, que se hizo muy popular en las redes sociales, llegó al poder prometiendo acabar con esta lacra acusando a los dos partidos hegemónicos de colaborar con las pandillas.

Sin embargo, hay dudas sobre algunas decisiones que ha ido tomando, consideradas por muchos como neofascistas, e incluso estuvo a punto de dar un golpe de estado cuando irrumpió en la sede del poder legislativo acompañado de militares para obligar a los diputados a aprobar un préstamo para financiar su programa de lucha contra las pandillas.