Andalucía

La "aberración medioambiental” de rociar con lejía una playa de Cádiz

La "aberración medioambiental” de rociar con lejía una playa de Cádiz

Publicado: 29 de abril de 2020 10:05 (GTM+2)

La Junta de Andalucía podría sancionar a Zahara de los Atunes por contaminar la arena con este desinfectante

Un tractor rocía lejía en la playa de Zahara de los Atunes

Un tractor rocía lejía en la playa de Zahara de los Atunes

La Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía estudia imponer una multa a la entidad autónoma de Zahara de los Atunes es,​ perteneciente al municipio gaditano de Barbate, después de que se rociaran sus playas con mil litros de agua con una disolución del 2% de lejía.

La entidad autónoma local pretendía limpiar este espacio natural para los paseos de los niños, a pesar de que se trata de un espacio protegido y además no era necesario limpiarla ya que es imposible que estuviera contaminada por el coronavirus ya que desde que comenzó el estado de alarma estaba cerrada al público.

Ocurrió el pasado sábado cuando las autoridades locales  y la asociación local de comerciantes ACOZA decidieron destinar el desinfectante que quedaba en los tres tractores que habían pasado por las calles del pueblo para pulverizar la arena de su playa.

Ahora, el presidente de esta asociación, Agustín Conejo, reconoce que "ha sido un error" que "se hizo con la mejor intención.

Desde la Junta de Andalucía, el delegado en Cádiz de Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez Román, asegura tajante en declaraciones al diario El País que lo sucedido "es una aberración medioambiental".

Sánchez, nada más enterarse de lo sucedido a través de las redes sociales, envió a la zona a un agente medioambiental que levantó acta de todo lo ocurrido.

La presencia de los tractores sin permiso y la solución con lejía que se roció “podrían tener consecuencias para la avifauna local”, según explica el delegado.

Los promotores de esta "aberrante" iniciativa han reconocido que la acción fue un error y han asumido que pagarán la sanción económica que pueda producirse, sin embargo las consecuencias para el medio ambiente podrían ser irrecuperables, especialmente para las aves y fauna local.

Las dunas de esa parte de la costa se caracterizan por ser espacios de nidificación del chorlitejo patinegro, un ave incluida en el Libro Rojo de las Aves de España y en el Listado de Especies Silvestres, con la categoría de Protección Especial.