Andalucía

El SAS retira las mascarillas donadas por la asociación de Spiriman

El SAS retira las mascarillas donadas por la asociación de Spiriman

Publicado: 1 de mayo de 2020 10:20 (GTM+2)

El médico defienden que están homologadas y denuncia estar siendo "criminalizado" por las instituciones

Spiriman

Spiriman

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha ordenado la retirada de las mascarillas FFP2 donadas a los hospitales por la asociación Justicia por la Sanidad, que preside el médico granadino Jesús Candel, conocido como Spiriman.

Según detalla CSIF en un comunicado, se trata del producto denominado Mascarillas INUAN KN95, y se han retirado por ser, según afirman desde las autoridades sanitarias, de "dudosa eficacia".

Este es el modelo de mascarillas que Spiriman, muy activo y polémico en las redes sociales, había donado a través de su asociación a numerosos centros hospitalarios andaluces.

En un vídeo, el activista ha cargado contra la Junta por "meter en la nevera" las donaciones de su asociación y ha asegurado que las mascarillas se venden en farmacias y están homologadas.

En estas imágenes, compartidas a través de su canal en Youtube, explicaba que había donado 120 mil mascarillas FFP2 a los hospitales de nuestra comunidad autónoma y que el SAS estaba analizándolas.

Antes, en su cuenta de Twitter, el propio Spiriman había publicado imágenes de las mascarillas en las que se apreciaba claramente que se trata de mismo modelo que ahora ha sido retirado de la circulación por las autoridades.

Previamente, el pasado miércoles, el SAS ya retiró otros dos modelos de mascarillas que "cumplen con condiciones distintas a las indicadas para determinar su equivalencia a una FFP2" principalmente en centros de Cádiz, aunque también de otras provincias como Córdoba, Granada y Málaga, y "de forma inmediata" dichos centros procedieron a identificar a los trabajadores que las habían utilizado y a la realización de test rápido o PCR, según procediese.

Desde el sindicato CSIF han expresado su "indignación por que de nuevo aparezcan productos no adecuados que están siendo usados por los profesionales de la sanidad durante su trabajo para afrontar la pandemia de la COVID-19".