Comunicados

Evita los 10 principales errores cometidos al comenzar la construcción de casas

Evita los 10 principales errores cometidos al comenzar la construcción de casas

Publicado: 14 de mayo de 2020 11:49 (GTM+2)

Cuando cerramos los ojos y pensamos en la casa de nuestros sueños nos imaginamos viviendo en una casa en la que todo está perfecto. Pero el ámbito de la construcción es tan complejo que para conseguir resultados perfectos hay que estar muy pendiente de no cometer ciertos errores durante el proceso de construcción.

La construcción, ya sea en obras desde cero o en reformas, requiere de un proceso perfectamente calculado en el que exista respuesta para todas las situaciones que la construcción misma puede ocasionar. Existen unos errores que se comenten habitualmente y que deberías evitar a toda costa para evitar imprevistos y malentendidos que conviertan la construcción en algo agotador.

¿Cuáles son los errores más habituales?

No consultar a un arquitecto desde el principio

Al igual que cuando estamos enfermos acudimos a un médico, cuando necesitamos construir una casa debemos acudir a un arquitecto antes de empezar. La figura del arquitecto es imprescindible para presentar tus ideas y conseguir un proyecto de obra completo que incluya costos, cuestiones técnicas o materiales a utilizar. Arquitectos con experiencia en la construcción de casas y reformas como los de Santafé Arquitectos pueden ser la mejor elección.

Olvidar las licencias necesarias

Es un error más común de lo que parece, y eso que las sanciones por no solicitar licencias de obras pueden ser muy cuantiosas. Es necesario solicitar licencia de obra y entregar la documentación necesaria para poder comenzar la obra. Y es que es mejor cumplir con la ley que arriesgarse a una paralización de obra y su correspondiente sanción.

Ahorrar con materiales de baja calidad

Lo que a priori puede parecer un ahorro puede no serlo en realidad. No hay que escatimar en gastos para los materiales de construcción ya que a medio y largo plazo pueden aparecer los primeros signos de deterioro en la vivienda. Y es que es mejor gastar más dinero desde el principio en materiales de calidad que tener que reformar la casa dentro de pocos años.

No consultar diferentes presupuestos

Un error de manual es consultar con una única empresa de construcción y asumir el presupuesto que te dan sin rechistar. Lo aconsejable es pedir diferentes presupuestos a empresas de la zona para encontrar el más razonable, que no tiene porqué ser el más económico, sino el que más se ajusta en relación calidad-precio a las exigencias de la obra.

No tener las ideas claras

Las obras de construcción de casas hay que comenzarlas con más del 90% de las decisiones tomadas con total seguridad. Lo peor que hay que para la evolución de una obra es la improvisación y la falta de seguridad de los trabajadores a la hora de avanzar. Tener todas las decisiones tomadas desde el inicio ayudará a ahorrar tiempo evitando paralizaciones innecesarias de la obra.

Olvidar el sistema de calefacción

Al diseñar la casa no hay que olvidar que tiene que estar bien diseñada para incorporar el sistema de calefacción. Es habitual pensar en el diseño de espacios o en los metros cuadrados de cada estancia, pero este es un detalle que hay que tener en cuenta para evitar complicaciones posteriores.

Sobredimensionar la vivienda

Sobre el papel podemos diseñar una vivienda amplia y con espacios diáfanos, pero no hay que olvidar que un metro cuadrado adicional de vivienda puede suponer hasta 1000 euros más de coste de obra. Por ello hay que construir solo lo realmente necesario y evitar una sobredimensión de la casa que encarece el precio final de la construcción.

No tener en cuenta la ventilación

A veces se olvida elegir una buena ubicación para las ventanas o diseñar un tamaño adecuado para las mismas. Esto ocasiona problemas como falta de ventilación o de entradas de luz natural que hacen del hogar un lugar poco confortable. El presupuesto debe adaptarse para incluir los ventanales necesarios en toda la vivienda.

No pensar en el largo plazo

Cuando diseñamos la casa de nuestros sueños no pensamos en que algún día seremos personas mayores con dificultades de movilidad y ello provoca problemas en el acceso y en la movilidad por el interior de la misma. Lo aconsejable es construir una casa con puertas anchas y accesos sencillos, con pocos escalones y con al menos una habitación en la planta baja para cuando sea imposible subir a la planta superior.

Dejar a la constructora a su aire

Aunque los profesionales de la construcción saben qué es lo que tienen que hacer, siempre es conveniente estar pendiente del desarrollo de la construcción para controlar la correcta ejecución de tu plan inicial. Eres el que paga toda la obra y la última palabra siempre debe ser la del futuro propietario, que es el que habitará la casa en un futuro cercano.

Ahora que ya conoces los errores más comunes tan solo toma buena nota para evitarlos antes de iniciar la construcción de tu futura casa.