Internacional

Incendian la comisaría de Mineápolis del policía que dejó sin respiración a George Floyd

Incendian la comisaría de Mineápolis del policía que dejó sin respiración a George Floyd

Publicado: 29 de mayo de 2020 08:05 (GTM+2)

Una ola de rabia se ha extendido por todo el país tras la muerte de un ciudadano negro a manos de un agente blanco

Protestas en Washington

Protestas en Washington

Una oleada de indignación y rabia recorre la ciudad de Mineápolis tras la muerte de George Floyd por el brutal trato usado por la policía en su detención. Los manifestantes se han hecho con instalaciones policiales y han prendido fuego al edificio al que pertenecen los cuatro agentes que maltrataron a Floyd hasta que murió.

Derek Chauvin, uno de los agentes, presionó con su rodilla el cuello del detenido mientras decía “no puedo respirar”. Posteriormente, aseguran fuentes oficiales, murió en el hospital.

Es un nuevo caso de violencia policial contra los negros, de un policía blanco causa la muerte de un ciudadano de color en EEUU, por ello la comunidad afroamericana ha estallado y ha salido a la calle a protestar.

Jacob Frey, alcalde de Mineápolis, ha dicho que entiende la rabia y la tristeza de la comunidad afroamericana. Por su parte, el gobernador de Minesota, Tim Walz, ha activado la Guardia Nacional por primera vez en 34 años.

Los manifestantes reclaman justicia y no entienden el doble rasero ya que, aseguran, que si el agente hubiera sido negro ya estaría encarcelado. Los vídeos son claros, y muestran como Floyd, que estaba desarmado y no se resistió, pierde el conocimiento o muere bajo la rodilla del agente blanco.

La rueda de prensa en la que los fiscales anunciaron que iban a ver otros vídeos y buscar más pruebas, hizo de gasolina en el incendio social que se respiraba en la ciudad.

“Ni sin vídeo ni con vídeo, los policías parecen intocables”, denunció uno de los ciudadanos que protestaban antes de que un grupo de manifestantes saquearan establecimientos y provocaran incendios.

“¿Qué más pruebas quieren para iniciar una causa judicial?”, preguntó una mujer en la calle.

El propio alcalde ha remarcado la anomalía de que los agentes sigan en libertad y que no se hayan presentado todavía cargos en su contra.

“Si lo hubiese hecho uno de vosotros o yo, nos habrían puesto detrás de las rejas en diez minutos”, aseveró el regidor Frey que despidió a los cuatro agentes implicados en la detención de George Floyd.

Por su parte, Nancy Pelosi, jefa de la mayoría demócrata en el Congreso, ha declarado desde Washington: “Ese vídeo es una ejecución antes nuestros ojos”.

El agente Derek Chauvin, con 19 años de servicio, tenía al menos 18 quejas en asuntos internos, la mayoría por abuso de la autoridad, mal trato verbal, sobre todo contra los negros.

Llueve sobre mojado tanto en Mineápolis como en Estados Unidos, que ha tenido infinidad de casos de brutalidad policial contra los negros y otras minorías raciales a lo largo de las últimas décadas.

Las protestas se han extendido a otras ciudades del país como Nueva York, Los Ángeles o Denver, donde se escucharon disparos cerca del Capitolio.

Los sucesos más graves han tenido lugar en Mineápolis donde los agentes tuvieron que huir del edificio policial antes de ser tomado e incendiado por los manifestantes.

“¿Cuál es tu nombre”, gritaban los concentrados para luego responder “¡George Floyd!”. Otros gritos que se han escuchado son: “No puedo respirar” o “jódete Donald Trump”.

Los antidisturbios han recurrido a las balas de goma y los gases lacrimógenos para dispersar las concentraciones en diversas partes de la ciudad y en Saint Paul, con la que comparte área metropolitana.

Estas son algunas publicaciones en Twitter al respecto:

Desde la independencia de EEUU y mucho antes, desde que se fundaron las 13 colonias británicas, se han cometido atrocidades con los indios primero y posteriormente con los negros, hispanos y asiáticos. Hoy, el racismo en Estados Unidos sigue siendo un grave problema que afecta sobre todo a la comunidad negra.