Comunicados

El impacto del Coronavirus en la actividad económica: queda mucho por saber

El impacto del Coronavirus en la actividad económica: queda mucho por saber

Publicado: 1 de junio de 2020 12:02 (GTM+2)

Cada día salen a la luz nuevos datos económicos que muestran las consecuencias de la crisis del COVID-19. Empresas, empleados, pymes y autónomos; pocos han podido esquivar los efectos de la pandemia. En este contexto, un primer préstamo gratis por internet está siendo la solución para muchas personas.

Resulta complicado realizar un análisis completo de las consecuencias que ha tenido esta primera fase de la crisis del Coronavirus, puesto que hay un retraso acumulado en el registro de los datos económicos. Las oficinas de empleo, aunque cerradas al público, tienen un volumen de trabajo elevado y sus líneas telefónicas están colapsadas, lo que conlleva un desfase en la recolección de los datos estadísticos. Asimismo, otros organismos públicos, que recogen este tipo de información, tampoco han podido realizar este tipo de tareas tal y como venían haciendo, pues el estado de alarma ha alterado su forma de trabajar.

No obstante, según avanzan las semanas, cada vez hay más datos disponibles con los que realizar dicho análisis. Las consecuencias, como cabía esperar, están siendo más que negativas. Según el informe más reciente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ya son 3,4 millones de personas en situación de ERTE. El 85 % de estas personas estarían en modo de suspensión de contrato, lo que no conlleva la destrucción de su puesto de trabajo.

Otro dato preocupante son los 1,4 millones de autónomos que están cobrando la prestación por Cese de Actividad que, en la mayoría de los casos, consiste en 661 euros. Dicha prestación es dependiente del estado de alarma, en caso de que no se alargue tal estado con nuevas prórrogas; los 1,4 millones de autónomos dejarán de percibir esta prestación.

Líneas de crédito para autónomos y pymes

Así pues, las pequeñas empresas y autónomos van a tener que buscar alternativas de financiación para mantener a flote su actividad económica. Por ejemplo, las líneas de crédito para autónomos y pymes: un tipo de préstamo bancario con el que se puede retirar de forma parcial o total una cantidad limitada de dinero. En una situación de incertidumbre como la actual, una línea de crédito es una opción de préstamo aconsejable, pues muchas personas pueden no saber a ciencia cierta qué cantidad de dinero van a necesitar mientras se reactiva su actividad económica. Sin embargo, es importante remarcar que la principal condición de este tipo de préstamos es que el dinero se debe devolver en relativamente grandes cantidades y en un plazo limitado de tiempo.

Lamentablemente, las cifras negativas están lejos de terminar y según muestra el barómetro de la Asociación de Trabajadores Autónomos, un 10,3 % de los autónomos encuestados afirman que va a tener que cerrar sus negocios este mismo año, mientras que el 40,5 % declaran no saber si podrán continuar con su actividad. Con todo y frente a esta situación, resulta evidente que son necesarios más mecanismos de apoyo para autónomos y pymes, parte de la base productiva del país que jugará un importante papel en la venidera recuperación económica.