Internacional

La furia por la muerte de George Floyd se apodera de Washington

La furia por la muerte de George Floyd se apodera de Washington

Publicado: 1 de junio de 2020 07:30 (GTM+2)

El presidente Trump tuvo que ser encerrado durante una hora en el búnker de la Casa Blanca por los disturbios

Protestas en Washington

Protestas en Washington

Las protestas por la muerte de George Floyd y otros muchos asesinatos realizados por la policía contra la comunidad negra han estallado en Washington.

Por la tarde, los manifestantes reclamaron justicia de forma pacífica, pero una vez llegada la noche, surgieron las hogueras, los daños en los escaparates de varios establecimientos así como los saqueos en algunas calles de la capital estadounidense.

Al grito de “sin justicia, no hay paz” y “no puedo respirar”, cientos de personas se congregaron frente a la Casa Blanca, quemando banderas, todo tipo de objetos y mobiliario urbano.

Según The New York Times y Fox News, el presidente de EEUU fue trasladado entonces, como medida de precaución y durante una hora, al búnker de la residencia oficial de Donald Trump.

Por su parte, la demócrata Muriel Bowser, alcaldesa de Washinton, decretó ayer el toque de queda mientras la multitud enfurecida reclamaba justicia y el fin de la brutalidad policial.

La histórica iglesia de Saint John, que data de 1815, fue dañada por un incendio en su sótano hasta que los bomberos pudieron sofocarlo evitando así males mayores.

La población que se manifestaba lanzó objetos a la policía que respondió rápidamente arrojando gases irritantes y pelotas de goma. Los agentes trataron de dispersar así a los manifestantes que se agolpaban en el parque Lafayette y las calles aledañas.

En otro punto emblemático de la ciudad, en las inmediaciones del Monumento al presidente Lincoln, se celebró una vigilia pacífica al atardecer en memoria de George Floyd, que acabó con nuevos enfrentamientos y cargas policiales. Este monumento emblemático fue cubierto con graffitis así como otros memoriales de diferentes enclaves de la capital. Los pillajes y saqueos afectaron a diversas calles del centro histórico llegando incluso a la frontera con Maryland, al barrio de Friendship Heights.

Como respuesta, a medianoche, la Guardia Nacional, una fuerza de reserva del ejército, fue desplegada en Washington para apoyar a la policía local.

En todo Estados Unidos, la rabia y la frustración por los asesinato racistas provocaron la sexta noche de protestas y disturbios en 75 ciudades de país, todo ello en plena pandemia del coronavirus.

Este es el discurso de la activista Tamika Mallory  en Minneapolis sobre los disturbios en todo EEUU: