Internacional

Una ciudad de Japón quiere prohibir mirar el móvil al caminar por las hostias y accidentes

Una ciudad de Japón quiere prohibir mirar el móvil al caminar por las hostias y accidentes

Publicado: 2 de junio de 2020 10:04 (GTM+2)

Transeúntes hipnotizados por las pantallas de sus teléfonos están dañando su salud y la de otros

La ciudad japonesa de Yamato quiere prohibir caminar y mirar a la vez el móvil debido a las hostias que se están dando algunos ciudadanos.

En todo el mundo se ven peatones hipnotizados por sus smartphones que provocan accidentes de tráfico o se meten unas leches impresionantes contra el mobiliario urbano.

El consejo municipal de esta localidad cercana a Yokohama, al sudoeste de Tokio, está sometiendo a debate una propuesta de uno de los partidos políticos debido al grave problema que supone para la salud de la ciudadanía.

La decisión se tomará a finales de junio y si sale adelante sería la “será la primera prohibición de este tipo en Japón”, asegura a AFP Masaaki Yasumi, un miembro de la administración local.

Yamato está densamente poblada y se están dando un gran número de accidentes porque los ciudadanos andan absortos mirando la pantalla de su teléfono inteligente.

“El número de personas que usa smartphones se ha disparado, y con ello el número de accidentes. Es lo que queremos evitar. Esperamos que la prohibición conducirá a cada cual a tomar conciencia de los peligros”, remarcó Yasumi.

Por ahora, el futuro reglamente no prevé sanciones contra aquellos que no puedan despegar la mirada de sus teléfonos inteligentes, sino una campaña de información para que se respete la prohibición.

El operador de móviles japonés NTT DoComo estimó en 2014 a través de un estudio que el campo de visión de un peatón hechizado por su maquinita se reduce en un 95% respecto a la visión normal.

La compañía llevó a cabo una simulación por ordenador para ver qué sucedería si 1.500 personas atravesaran el cruce siempre abarrotado de ciudadanos de Shibuya, en el corazón de Tokio, mientras miran sus móviles.

El estudio reflejó que dos de cada tres transeúntes habrían sufrido incidentes al caminar mirando sus smartphones, con 446 colisiones, 103 personas golpeadas y 21 teléfonos inteligentes rotos.

Gilipollas han existido siempre, y hay algunos que siguen siendo gilipollas a pesar del paso del tiempo, como dijo Willy Toledo de Juan Carlos Girauta, pero esto de no levantar la mirada del móvil y acabar causando un accidente algunos se lo tienen que mirar.