Internacional

Boris Johnson prohíbe tener sexo con una persona que no viva en la misma casa

Boris Johnson prohíbe tener sexo con una persona que no viva en la misma casa

Publicado: 4 de junio de 2020 07:17 (GTM+2)

La policía británica no te echará abajo la puerta si estás follando ya que actuará "con discreción" y "sentido común"

El gobierno de derechas del Reino Unido ha prohibido tener sexo con alguien que no viva en la misma casa. Se supone que iba a suavizar las medidas de confinamiento por la covid-19 al que tiene sometida a la población desde el 23 de marzo pero ahora se está metiendo en la libertad sexual de los británicos.

Según informa The Independent, es ilegal reunirse con una o más personas de otra familia en un espacio privado como un piso o una casa y por tanto se prohíbe tener sexo en casa con alguien que no viva allí.

Hasta la fecha, la persona que iba a la casa de otra era la que incumplía la ley pero con este cambio que rige desde el pasado lunes, también se procesará a quien reside en el alojamiento.

Para evitar que la gente tenga sexo en la calle, la ley también prohíbe las relaciones sexuales en lugares públicos.

La norma ha sido calificada por discriminatoria por unos y de curiosa por otros. El gobierno británico, ante el revuelo que se ha levantado, ha tenido que aclarar el asunto afirmando que la policía actuará con “sentido común” y “con discreción”. Además ha añadido que los agentes no podrán “irrumpir” en la vivienda de alguien a menos que se esté cometiendo una “actividad criminal grave”.

A su vez han especificado que el sexo entre dos adultos de forma consensuada es ilegal pero no es “grave” como para que te tiren la puerta abajo.

“La policía hará lo que ha hecho desde el comienzo de las regulaciones sanitarias vigentes: (los agentes) ejercerán su sentido común e interactuarán con el público, y solo emitirán avisos de sanciones cuando crean que es un último recurso” ha dicho un portavoz del gobierno de Boris Johnson.

Aunque la norma no prohíbe de forma explícita el sexo, establece que “ninguna persona puede participar en una reunión” en interiores con dos o más personas.

El ejecutivo de Johnson ha tenido que aclarar que eso incluye el sexo, ya que la ley define una reunión “cuando dos o más personas están presentes y juntas en el mismo lugar para participar en cualquier forma de interacción social entre sí, o para emprender cualquier otra actividad entre ellas”.

Las excepciones a estas reuniones son para cuando se asiste a un funeral, los que están en medio de una mudanza o los atletas de élite que estén confinados en un centro deportivo.

Las personas que incumplan la prohibición serán sancionados con una multa de 100 libras, unos 112 euros que se reduce a la mitad del importe si la pagas en 14 días. Para aquellos que reincidan la multa puede llegar hasta las 3.200 libras, unos 3600 euros.

La norma se revisará la semana que comienza el 15 de junio.

Cabe resaltar que Boris Johnson ha pasado el coronavirus y de hecho fue ingresado a la UCI durante unos días.