Internacional

La Policía de Los Ángeles suspende las inmovilizaciones por el cuello tras la muerte de George Floyd

La Policía de Los Ángeles suspende las inmovilizaciones por el cuello tras la muerte de George Floyd

Publicado: 9 de junio de 2020 10:28 (GTM+2)

La maniobra de oprimir las arterias es usada habitualmente por los agentes de Estados Unidos

La policía de Los Ángeles no realizará la inmovilización por el cuello en sus detenciones, maniobra que mató a George Floyd al ser aplicada de forma brutal durante casi 9 minutos.

La inmovilización carotídea comprime las arterias del cuello restringiendo así el flujo de sangre al cerebro dejando a la persona que se le realiza inconsciente o muerto, como ha ocurrido en Minneapolis desatando una oleada de protestas contra la brutalidad policial.

Este modo de actuar, lleva realizándolo la policía de EEUU de forma habitual desde hace tiempo.

Eileen Decker, presidenta de la Comisión de la Policía de Los Ángeles, y Michael Moore, jefe de la Policía de la ciudad californiana, han acordado este lunes que los agentes dejarán de realizar inmovilizaciones por el cuello, tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd.

Según un comunicado del Departamento de Policía de Los Ángeles, se ha establecido una moratoria que estará vigente “hasta el momento en el que la Junta de Comisionados de la Policía pueda realizar una revisión detallada”.

Esta moratoria es similar a la implementada por el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles. “Habrá una moratoria inmediata sobre el uso de la restricción carotídea en todas las situaciones que no alcancen el nivel de fuerza letal”, ha informado la oficina del sheriff en un comunicado recogido por la cadena de televisión CNN.

De esta forma, “todo el personal del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles tiene prohibido el uso de estrangulamientos y restricciones carotídeas realizadas con piernas, rodillas o pies”.

George Floyd, ciudadano de raza negra de 46 años, murió como resultado de “la sumisión, la restricción y la compresión del cuello”, según establece la autopsia oficial.

Fue inmovilizado de forma brutal por el agente Derek Chauvin, que le presionó con la rodilla contra el suelo mientras el detenido se quejaba de que no podía respirar.

Su muerte ha desatado una ola de indignación y protestas por todo el país que se ha extendido a su vez a otras ciudades del mundo.