Caverna Mediática

Maruja Torres abandona El País tras el cese de Soledad Gallego-Díaz: "No tengo el coño para ruidos"

Maruja Torres abandona El País tras el cese de Soledad Gallego-Díaz: "No tengo el coño para ruidos"

Publicado: 16 de junio de 2020 08:34 (GTM+2)

El nuevo director realizó el primer ERE de la historia del diario de PRISA

Maruja Torres, extrabajadora de El País.

Maruja Torres, extrabajadora de El País.

Maruja Torres, ha anunciado en las redes sociales que deja de trabajar para El País, el diario principal del grupo Prisa. Lo hace después de que hayan echado a Soledad Gallego-Díaz de la dirección del periódico en su segundo año de gestión.

El grupo mediático la reemplaza por Javier Moreno, quien ya estuvo al frente de El País entre los años 2006 y 2014. Los pocos meses que ha estado Soledad Gallego-Díaz de directora han sido una excepción histórica, ya que era la primera mujer que lo dirigía desde que El País fue fundado en 1976.

El buque insignia del todopoderoso grupo mediático internacional ha cambiado varias veces de línea editorial, ha sufrido problemas económicos y ha visto como los bancos entraban en su accionariado al tiempo que se le acusaba de “derechización”.

Este giro a la derecha que vieron muchos ocurrió especialmente en la época en que Antonio Caño estuvo al frente del diario junto a su amigo David Alandete, con teorías conspiranoicas incluidas y noticias falsas. Con la llegada de Soledad Gallego-Díaz, y después de que Alandete se fuera a trabajar "para la OTAN", muchos antiguos lectores fieles volvieron a engancharse al diario.

El nuevo director, ya realizó el primer ERE de la historia del periódico y por tanto es una incógnita, o no, hacia dónde va la nueva línea editorial.

En este contexto llega el anuncio en Twitter de la periodista Maruja Torres:

“Soledad Gallego-Díaz deja la dirección de El País y yo paso a comunicaros que mi artículo del sábado anterior es el último que habéis leído en dicho medio. He disfrutado mucho y os doy las gracias, a los lectores y a los compañeros. No tengo el coño para ruidos”.

En su último artículo publicado el pasado 13 de junio, que tituló Soledad en los viejos de fondo, decía:

“Duelen mucho los muertos y más que nada duelen las atrocidades a que se han visto sometidos los ancianos en parte de las residencias”.