Comunicados

Cómo combatir las plagas más frecuentes en los hogares durante el verano

Cómo combatir las plagas más frecuentes en los hogares durante el verano

Publicado: 22 de junio de 2020 14:55 (GTM+2)

Poblaciones nocivas de insectos, roedores y aves proliferan con las temperaturas cálidas, deteriorando materiales y el entorno. En este artículo hemos reunido algunos conejos y recomendaciones profesionales para el control de plagas.

Nada apetece más que disfrutar el hogar durante el periodo estival: ya sea dentro de la casa o en los espacios abiertos, relajarse es la consigna.

Pero la presencia descontrolada de algunas poblaciones del resto animal en los lugares donde las personas realizamos nuestra vida cotidiana, no solo es molesta sino también peligrosa, ya que muchas especies son transmisoras de enfermedades.

¿Cómo controlar el avance de esta situación en el hogar? Para encontrar la respuesta, hemos consultado a los especialistas de Pineda Servicios Integrados, una empresa referente en el sector de control de plagas. “Utilizamos métodos y técnicas que permiten optimizar la reducción y/o eliminación de la población de la especie en cuestión reduciendo al mínimo los riesgos para el ser humano y respetando el medioambiente”, comienzan a explicar.

Cuáles son las plagas más frecuentes

  • Picudo rojo: el más temido por las palmeras

Detectar su presencia depende del lugar por el cual haya comenzado a invadir la palmera. Si la entrada ha sido por la corona, “los síntomas se manifiestan antes y presentan un daño considerable y no recuperable”, apuntan los responsables Pineda, quienes combaten el picudo rojo en toda España. “Se podrán observar las hojas jóvenes, centrales que aún no están totalmente desarrolladas, con algunos trozos de pinnas o folíolos comidos, inclinadas o con un aspecto decaído. Al tirar se desprenden con facilidad. En un estado más avanzado el penacho se rompe y cae por el viento”, agregan.

Si la penetración, en cambio, se produce a través de las heridas en diferentes zonas, el daño es menos grave y podría controlarse si se detecta a tiempo. Dependiendo del caso, los métodos más habituales de control son las inyecciones al tronco (endoterapia) y la ducha foliar. Siempre habrá que consultar a una empresa especializada para aplicar el mejor tratamiento.

  • Ratas y ratones

Es necesario estar atentos a las primeras señales, como ruidos nocturnos en el techo o heces fecales en la zona de alimentos, ya que son potenciales transmisores de enfermedades como la peste bubónica, el virus Hanta, la salmonelosis y la leptospirosis, entre otras.

El protocolo de las empresas para tratar esta plaga, comienza con una diagnosis para detectar el grado y la especie de infestación (El ratón casero o común, la rata gris o de alcantarilla o la rata negra).

A continuación se aplican medidas pasivas, físicas y/químicas. “Como empresa de desratización con más de 40 años de experiencia sabemos que no se trata de eliminar un cierto número de roedores en un tiempo determinado, sino de mantener durante todo el periodo que se garantice el tratamiento, las instalaciones con niveles mínimos constantes de la no-presencia, es decir, dentro del umbral de tolerancia”, explican desde Pineda.

  • Cucarachas

Las desinsectaciones son un trabajo cotidiano para las empresas de control de plagas, sobre todo en verano. Y la cucaracha, es uno de los insectos más frecuentes en los hogares.

“Son insectos nocturnos habituados a vivir en cocinas y baños, ya que acuden al calor que desprenden electrodomésticos, motores y luces. Muy comunes también en redes de alcantarillado, se alimentan de cualquier resto de materia y se reproducen con facilidad”, indican los especialistas.

Las especies más comunes en las viviendas son la cucaracha alemana o rubia, la oriental o negra y la americana. “La mejor forma de tratarlas es con insecticidas profesionales y cebos”, agregan.

  • Aves

Las aves son maravillosas hasta que se vuelven una plaga, provocando amenazas para la salud y los daños materiales. La paloma, la gaviota, el estornino y el gorrión son las especies más comunes en las plagas de aves urbanas.

“La manera más segura de librarse de las plagas de estas cuatro especies es a través de los servicios de una empresa especializada en el control de aves, si bien es necesaria, además, una autorización municipal para llevarse a cabo”, explican los responsables de Pineda.

Las aves son fuente de contagio de enfermedades como la salmonella, la toxoplasmosis, la psitacosis, neumonías e infecciones fúngicas. Además, al transportar insectos, también son una forma de proliferación de pulgas, garrapatas y ácaros.

Afortunadamente, existen diversos métodos para el control de aves, cuya aplicación dependerá de las circunstancias y la especie. La inspección profesional determinará qué método utilizar, siendo los pinchos y púas la opción económica para disuadir a las aves de posarse y/o anidar. También hay se puede recurrir a cables electrificados y redes.

Consejos para mantener el hogar libre de plagas

La primera recomendación tiene que ver con la higiene. La limpieza frecuente, sobre todo de los lugares donde se conservan y preparan alimentos, es fundamental.

Además, es fundamental estar atentos a las primeras señales: ruidos, visualización eventual, heces e incluso mordiscos en muebles o alimentos. Cuando aparecen algunos de estos síntomas, es necesario actuar rápidamente para evitar que el problema sea mayor.

Y sobre todo, hay que contratar a una empresa especializada cuando antes. Es importante verificar que sea una empresa certificada y amigable con el medio ambiente. Desde Pineda aseguran que “se hace necesario el trabajo de profesionales que, por la experiencia y conocimientos adquiridos, sepan cómo proceder ante cada amenaza, garantizando la salubridad e higiene en viviendas, locales, espacios de ocio, lugares comunes…”.

En definitiva, se trata de crear un entorno más seguro, donde la convivencia con estas especies no sea un problema.