Comunicados

Cómo alisar el pelo

Cómo alisar el pelo

Publicado: 24 de junio de 2020 12:14 (GTM+2)

¿Usas planchas a diario y no consigues el alisado que buscas? Sigue leyendo y encontrarás trucos, productos y pasos que te ayudarán a lograr el mejor resultado.

El pelo liso, a muchas mujeres, nos hace sentir seguras y guapas. Sin embargo, no siempre es fácil alisarlo de la manera correcta. Antes de ofrecerte varios trucos para alisar tu cabello, es importante que cuentes con una buena plancha. Para ello, sin ánimo de venderte ningún alisador, puedes pasarte por la web de Paula, alisadorpelo.com, en la que encontrarás una comparativa sobre diferentes planchas y podrás ver tutoriales de peinados con tenacillas. De hecho, este mismo artículo se ha realizado gracias a una de las redactoras de esta web de alisadores.

Pasos para alisar el cabello

Ahora que ya sabes cuál es la mejor plancha para tu tipo de cabello y para el resultado que buscamos, podemos comenzar con el proceso.

Escoge bien los productos

Los productos que utilizas para proteger, cuidar, lavar e hidratar tu cabello determinan el resultado. El champú, el acondicionador, la mascarilla, el aceite y el spray protector de calor han de ser acordes a tu pelo y a lo que buscas para este. No todos los productos ponen fin al encrespamiento y te ayudan a tener un cabello más liso, por lo que tener esto en cuenta te va a ayudar a conseguir buenos resultados. Lo mejor es apostar por productos hidratantes.

Lavar el cabello

Lava tu cabello con un champú adecuado a lo que buscas. En este caso, en el que después pretendemos aportarle calor con las planchas, elige un champú que elimine el aceite y la suciedad que ha podido acumular el cuero cabelludo desde el lavado anterior y enfócate, sobre todo, en que aporte brillo e hidratación extra a tu pelo, ya que, al exponerlo a tenacillas, es posible que sufra y esté algo seco.

En el lavado, utiliza un acondicionador y mascarillas que, al igual que el champú, ofrezcan una hidratación intensa. El acondicionador lo puedes utilizar en cada uno de los lavados, sin embargo, en cuanto a la mascarilla, lo ideal es aplicarla una vez a la semana. Recuerda centrarte con ambos productos en las puntas que tanto sufren en el proceso del alisado.

Una vez hecho esto, si tienes tiempo, sécalo al aire libre, de forma natural, antes de alisarlo para que este sufra lo menos posible. Si no tienes tiempo, sécalo con secador con una distancia entre el secador y el cabello y con una temperatura media o fría para evitar que el pelo se queme. Es imprescindible que quede completamente seco antes de usar la plancha, ya que cuando el pelo está mojado es especialmente vulnerable y es el momento en el que más se estropea.

Aplica protector térmico

El uso de un spray termoprotector en el pelo es fundamental antes de pasar la plancha, ya que lo protege de cualquier daño que pueda sufrir por el calor. Asegúrate de echarlo por todo tu cabello sin olvidarte de la parte trasera y céntrate especialmente en las puntas, ya que suelen ser las más maltratadas en este proceso. Además de proteger, este producto proporciona una mayor durabilidad del peinado, en este caso, del alisado.

Divide el cabello en secciones y comienza a planchar

Para mayor facilidad y mejor resultado, puedes separar el pelo en particiones, recogiéndolo con pinzas o gomas. La mejor forma de hacerlo es alisando mechón por mechón, peinando antes muy bien cada uno de ellos y soltando poco a poco el resto el pelo.

A la hora de utilizar la plancha, intenta evitar pasarla más de dos veces por una misma partición, ya que de esta forma estarás dañando el pelo más de lo necesario sin conseguir un resultado mejor. Lo ideal es que en una sola pasada el cabello quede completamente liso. Además, regula la temperatura en función de la cantidad de pelo, el grueso de tu cabello y las características propias del mismo. Especialmente si tu cabello es muy fino, ten cuidado con las altas temperaturas de la plancha y no subas de los 160 grados.

Termina el proceso

Finaliza el proceso con estos trucos que te ayudarán a fijar el alisado y permitir que dure más tiempo. El primer consejo es que, una vez que tu pelo esté completamente liso, lo peines y le apliques aire frío con el secador. Otro truco es añadir laca a tu peinado para que quede intacto.

Por último, aporta brillo, firmeza y buen olor a tu pelo con un aceite capilar. Recuerda utilizarlo solamente de medios a puntas para evitar engrasar el cuero cabelludo.

 

Con estos pasos y consejos conseguirás un alisado realizado de la forma correcta para tu tipo de pelo y con una mayor duración. Además, gracias a los diferentes trucos y productos podrás proteger tu pelo ante las altas temperaturas de las planchas y facilitar su peinado.