Internacional

Polémica por la visita de Andrés Manuel López Obrador a Donald Trump

Polémica por la visita de Andrés Manuel López Obrador a Donald Trump

Publicado: 29 de junio de 2020 08:24 (GTM+2)

Desde el Frente Indígena condenan que el presidente de México se preste a colaborar con quien no ha escondido su racismo hacia los mexicanos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump

La inminente visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a Donald Trump en Estados Unidos, ha desatado una gran polémica en la nación azteca, donde muchos no entienden que su presidente se preste a colaborar con un "racista".

El Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, una organización social radicada en México y Estados Unidos, ha publicado un duro comunicado en el que expresan su "total rechazo" a la visita del mandatario mexicano a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a quien califican como "el presidente más racista y antimigrante en los tiempos más recientes de este país”.

“Sr. presidente López Obrador, cómo es posible que usted que ganó las elecciones en México con una plataforma progresista y de cambio para México se preste a ser un colaborador con Donald Trump, quien desde que era candidato no ha escondido su racismo y odio contra nosotros los mexicanos que vivimos en los Estados Unidos”, preguntan en el texto.

“Usted de una manera tan cínica declara que viene a ver a Donald Trump en una ‘visita de Estado’ y no política para darle las gracias por lo que ha hecho por México y estrechar los lazos de amistad con él. Nosotros nos preguntamos Sr. presidente ¿En dónde se perdió en el camino para llegar a esta conclusión tan errónea?”, añaden.

Desde el Frente Indígena recuerdan que Trump “no es amigo de México y tampoco es amigo de los migrantes mexicanos que vivimos en este país…. No Sr. presidente, Trump odia a México y a los mexicanos. Lo mejor es mantener la dignidad y luchar por los principios de dignidad y soberanía, cueste lo que cueste”.

El comunicado finaliza con cuatro demandas: la cancelación inmediata de la visita a Estados Unidos; el rechazo público a las políticas racistas contra los inmigrantes; que el gobierno de México deje de ser “el policía migratorio gringo” en la frontera con Estados Unidos; y realizar un diálogo multilateral para promover una política migratoria humanitaria.