Caverna Mediática

Podemos pide 17 años de prisión para el marido de Ana Rosa Quintana en el 'caso Villarejo'

Podemos pide 17 años de prisión para el marido de Ana Rosa Quintana en el 'caso Villarejo'

Publicado: 30 de junio de 2020 13:06 (GTM+2)

En el escrito de acusación se cita un encuentro entre la popular presentadora, Eduardo Inda y el excomisario

Juan Muñoz y Ana Rosa Quintana

Juan Muñoz y Ana Rosa Quintana

Podemos pide 17 años de cárcel para Juan Muñoz Tamara, el marido de Ana Rosa Quintana por un supuesto encargo realizado al excomisario Villarejo.

Seguimientos, balizas en coches, vídeos íntimos comprometedores e investigaciones en bases de datos restringidas eran las tareas del supuesto “curro” que encargó a José Manuel Villarejo el cónyuge de la popular presentadora de Telecinco.

Según detalla Público, el trabajo supuestamente encargado por Juan Muñoz y su hermano suponía “comerse años de cárcel en el caso de que los pillaran”, como describió Villarejo al marido de Quintana en 2017.

Ahora la formación de Pablo Iglesias pide 16 años para el excomisario por intentar chantajear a un exsocio y su abogado con material sensible y por supuestos delitos de descubrimiento y revelación de secretos, revelación de datos reservados registrados en ficheros informáticos.

El partido morado ha sido la primera acusación en presentar su escrito donde reclama que la apertura del juicio oral contra Villarejo, Juan Muñoz Tamara, su hermano, los agentes de la policía que realizaron las consultas en bases de datos reservadas, el hijo del excomisario así como los detectives subcontratados.

En total hay 14 personas implicadas en esta presunta trama de extorsión.

El diario Público ha tenido acceso al escrito de acusación de Podemos donde detalla los supuestos delitos que habrían cometido estas 14 personas dentro del caso Tándem en la Pieza Thew-Pintor.
Se trata de la tercera pieza separada de esta macrocausa del juez instructor de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón y que ahora se encauza hacia el juicio oral.

El supuesto encargo del marido de Ana Rosa Quintana se hizo en 2017 y su fin era recabar material sobre un exsocio y su letrado, y así conseguir cambiar la declaración del primero que perjudicaba a Juan y Fernando Muñoz Tamara así como a la sociedad familiar.

La causa: La Agencia Tributaria reclamaba un millón y medio de euros, pero el exsocio M.M.N. se había declarado insolvente, de tal manera que Hacienda se había dirigido en exclusividad contra Fernando Muñoz.

Juan y Fernando Muñoz Tamara no habían conseguido que su exsocio se hiciera cargo de su parte de lo que reclamaba el fisco, y creyeron que ocultaba parte de su patrimonio.
El excomisario ideó chantajear al abogado del exsocio para conseguir un acuerdo beneficioso.

“La actividad contratada iba mucho más allá de un mero contrato de prestación de servicios de detectives”, sostiene García Castellón en su auto de apertura de juicio oral, que atribuye a los 14 procesados los delitos de extorsión y revelación de secretos.

El cuñado y el marido de Ana Rosa Quintana sabían que Villarejo era funcionario policial hasta un año antes y, por ello, su acceso para conseguir estas ventajas competitivas ilícitas, “circunstancias que decantaron su contratación”, subraya el escrito del magistrado.

Los Muñoz sospecharon que el nuevo abogado era el motivo del cambio de estrategia de su exsocio por lo que pactaron con Villarejo que recabara información sensible sobre él para que su letrado se la enseñara forzando así un cambio en su declaración.

En el primer encuentro, delante de Quintana, Villarejo ya dice que tiene una grabación del CNI sobre este abogado consumiendo drogas de hace varios años que dice que puede recuperar. La investigación por el juez concluye que este primer vídeo fue grabado por el hijo Villarejo en el año 2006 y que para ello contaron con la colaboración del famoso traficante de armas Monzer Al Kssar, que está en una cárcel de Estados Unidos.

La acusación de Podemos señala varios encuentros, entre ellos uno que tiene lugar el 6 de julio de 2017 entre el excomisario, Ana Rosa Quintana y Eduardo Inda.

Villarejo habla de este encargo y “ofrece también sus servicios para resolver problemas ajenos, alegando su habilidad para usar métodos creativos para tener éxito”.

En otra cita el excomisario detalla a los hermanos Muñoz Tamara que les hará un precio de amigo, porque este tipo de trabajos cuestan entre 150.000 y 200.000 euros. “Menos no se cobra por esos curros, porque si te pillan te comes cuatro años por revelación de secretos”, señala Villarejo. Al final les cobró 20.000 euros, y sin factura... aunque anunció que la cuenta subiría.

A principios de mes, la fiscalía solicitó procesar al marido de Ana Rosa Quintana.