Comunicados

Hacia un modelo de oficina saludable: el futuro laboral post-coronavirus

Hacia un modelo de oficina saludable: el futuro laboral post-coronavirus

Publicado: 1 de julio de 2020 08:26 (GTM+2)

El coronavirus sigue muy presente en España. En esta nueva etapa de normalidad ya se están produciendo rebrotes que, a juzgar por la actitud del Gobierno, parecen estar controlados. Desde el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Salud de todas las comunidades autónomas están trabajando intensamente para poder controlar los sucesivos rebrotes y las nuevas oleadas que se irán produciendo hasta encontrar fármacos que contengan al virus o la esperada vacuna.

Si de algo ha servido el confinamiento es para establecer protocolos de actuación que vayan encaminados a aislar a los contagiados y poder continuar con la actividad económica. Ya lo dijo el presidente Pedro Sánchez hace unas semanas, el estado de alarma ha servido para reducir el impacto del Covid-19, pero ahora llega el momento de reactivar la economía. La pregunta que se hace mucha gente ahora es, ¿cómo será esta nueva normalidad en los espacios de trabajo?

Se mantiene la actividad presencial, pero con cambios diseñados para mantener la seguridad

Ana Belén Crisóstomo, responsable de Proyectos de Chavsa, apuesta por una nueva normalidad en la que se mantenga el trabajo presencial, pero incorporando estrictos protocolos de seguridad en los ambientes laborales.

La necesaria apuesta por el teletrabajo debe ir de la mano de una continuidad en el trabajo presencial. A juicio de la responsable de CHAVSA, el trabajo colaborativo y en equipo mejora la productividad y las ideas, y esto se hace mejor en la oficina que a través de teletrabajo.

Esta apuesta de fomentar el teletrabajo pero no abandonar la actividad presencial implica remodelar los espacios laborales e incluir medidas de higiene y seguridad para mantener las garantías sanitarias. En este sentido, la empresa Chavsa, con sede central en Sevilla y dirigida por Simón Chávarri, ha desarrollado un innovador sistema para la adaptación integral de oficinas a la “nueva realidad” tras el Covid-19.

Chavsa es una experimentada compañía con más de 35 años de bagaje en el sector de la construcción y ante esta nueva realidad ha diseñado una fórmula para adaptar oficinas y espacios de trabajo de manera integral a las necesidades del Covid-19. La empresa presta asesoramiento global y tiene en cuenta las nuevas exigencias de seguridad e higiene para adentrarse en la creación de una cultura de “oficina saludable”, basada en la formación y la información, así como recomendaciones de regulación para crear entornos de confianza, seguros y funcionales.

¿Qué es el concepto de Oficina Saludable?

Se entiende por Oficina Saludable todos aquellos espacios de trabajo que van más allá de crear áreas seguras, funcionales y de confianza. El concepto aborda también dinámicas como la versatilidad o la capacidad de atraer talento.

Desde Chavsa nos explican que para atraer el talento hay que crear espacios de trabajo atractivos que generen comunicación, sean funcionales y hagan más felices a los trabajadores. Conseguir todo esto va de la mano de alcanzar una mayor productividad.

En este sentido, Chavsa ha desarrollado un modelo altamente innovador para la adaptación integral de espacios de trabajo a las necesidades derivadas del Covid-19 que profundiza en este concepto de Oficina Saludable. En la compañía insisten en la necesidad de trabajar en varios aspectos: formación a los empleados sobre las medidas de protección, creación de rutinas de higiene y desinfección, rotulación y señalética informativo de carácter preventivo, normativas de funcionamiento de áreas comunes en áreas visibles, control estricto y continuo de la salud, utilización de EPIs, habilitar espacios para el reciclaje de guantes y mascarillas, protocolos de emergencia ante la detección de casos y mejora de la calidad del aire, entre otros.

Además, esta nueva normalidad trae implícito una utilización de espacios más controlada. Para ello hay que redistribuir los puestos de trabajo manteniendo las distancias de seguridad, dictar itinerarios de tránsito y regular las zonas comunes.

Las áreas de trabajo individualizadas deben estar protegidas con pantallas o elementos que bloqueen los posibles contactos, mientras que las zonas comunes nunca podrán rebasar el aforo máximo permitido y se tendrá que fijar una determinada distancia de seguridad.

Combinar teletrabajo con encuentros presenciales

Desde Chavsa opinan que el teletrabajo ha llegado para quedarse, pero la clave consiste en arbitrar fórmulas que permitan sacarle todo el jugo a esta modalidad y no abandonar los encuentros presenciales, pues de ellos se obtiene una alta productividad.

Conseguir este objetivo pasa por un cambio de mentalidad. El presentismo ya no es tan importante, ahora toca trabajar por objetivos. El equilibrio entre teletrabajo y actividad presencial puede ofrecer grandes dosis de bienestar y felicidad, lo que va de la mano de un aumento en la productividad y en la conciliación.

En esta nueva era post-coronavirus el trabajo ya no responde a las mismas demandas que hace unos meses, lo que implica tomar decisiones de calado en los espacios laborales que vayan encaminados a mantener la salud sin mermar la productividad y la eficiencia.