Internacional

Kim Yo-jong niega una posible cumbre entre Corea del Norte y EE. UU.

Kim Yo-jong niega una posible cumbre entre Corea del Norte y EE. UU.

Publicado: 10 de julio de 2020 13:24 (GTM+2)

Asegura que Donald Trump "estaría preocupado por la posibilidad de recibir en vísperas de las elecciones presidenciales el regalo de Navidad que no ha recibido todavía"

Kim Yo-jong, hermana de Kim Kim Jong-un

Kim Yo-jong, hermana de Kim Kim Jong-un

Algo se está moviendo, o más bien alguien, en Corea del Norte en los últimos meses y su nombre es Kim Yo-jong. La hermanísima del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, está teniendo un papel cada vez más destacado dentro de política interna y externa del régimen, en medio de rumores sobre el posible mal estado de salud del mandatario.

En los últimos meses la relación entre este país asiático y su gran enemigo, Estados Unidos, pasa por uno de sus peores momentos, pero desde los medios norteamericanos han comenzado a lanzar la hipótesis de que se podría celebrar una nueva cumbre entre ambas naciones antes de final de año.

Esto sería crucial para Donald Trump, ya que uno de sus puntos claves en política internacional ha sido tratar de rebajar la tensión e incluso llegar a un acuerdo con el régimen norcoreano, aunque desde Pionyang no lo han visto así, ya que se han sentido maltratados por Washington, ya que estos le pedían un desarme nuclear total pero no ofrecían a cambio rebajar las sanciones económicas.

Esta falta de acuerdo resultó en el estallido (literal porque derribaron la oficia de enlace intercoreana construida para negociar con sus vecinos del sur) de las conversaciones con el exterior, y con la vuelta a los ensayos de misiles, aunque de una forma mucho menos intensa que antaño.

Ahora, los rumores de una posible cumbre que ponga encauce el diálogo entre ambas naciones han quedado descartados por la mencionada hermana del líder Kim Jong-un, la cada vez más famosa Kim Yo-jong, quien firma un comunicado difundido por la Agencia Telegráfica Central de Corea en el que asegura que le resultó "un buen pasatiempo a la hora del desayuno" percatarse por un informativo en la televisión del "cambio psicológico de los estadounidenses, que llegaron a insinuar hasta la posibilidad de una cumbre" entre los dos países.

Puntualizando que solo se trata de una opinión personal, la hermana del líder norcoreano, puso en duda que una cumbre se llegue a celebrar este año y afirmó que, tal y como están las cosas ahora, unas negociaciones de alto nivel solo beneficiarían a EE.UU., al tiempo que para Pionyang serían "innecesarias" e "inútiles" mientras no se produzca un cambio decisivo en la postura de Washington.

"Lo que EE.UU. realmente necesita ahora mismo no es una cumbre ni su resultado. Su objetivo es ganar tiempo calmando a nuestra parte y atándonos de pies para prevenir desastres políticos en las relaciones con Corea del Norte mientras se aprovechan de las amistosas relaciones entre ambos mandatarios", señala la hermana de Kim Jong-un en el comunicado.

"Y suponiendo que celebráramos la cumbre ahora, es demasiado obvio que solo se usaría como una aburrida fanfarronada proveniente del orgullo de alguien", continúa Kim Yo-jong en referencia al Gobierno estadounidense. "EE.UU. estaría preocupado por la posibilidad de recibir en vísperas de las elecciones presidenciales el regalo de Navidad que no ha recibido todavía", añadió.

En ese sentido, Kim Yo-jong advirtió que "si EE.UU. emprende a la ligera, por ansiedad e impaciencia, alguna acción peligrosa en este momento" en relación a Corea del Norte, "es evidente que equivaldría a despertar a un león dormido y los resultados no serían nada agradables".