Economía

Cejuego acusa al gobierno de trato discriminatorio

Cejuego acusa al gobierno de trato discriminatorio

Publicado: 31 de julio de 2020 17:26 (GTM+2)

La asociación que agrupa a la patronal del juego en tierra clama contra las medidas del gobierno impuestas a los locales de juego y las tacha de “trato discriminatorio”

El presidente de Cejuego, Alejandro Landaluce

El presidente de Cejuego, Alejandro Landaluce

Cuando no ha pasado todavía un mes desde la reapertura de locales y salones de juego tras el período de confinamiento provocado por la crisis sanitaria del coronavirus, el desencuentro entre el gobierno y la patronal del llamado “juego en tierra”, (aquel que no desarrolla sus operaciones en internet), continúa y sin visos de acuerdo de cara al futuro.

El cierre de locales y salones de juego durante los dos meses de confinamiento, las restricciones impuestas desde el gobierno para la reapertura de los negocios y una migración de los usuarios hacia los casinos en internet que ha provocado, entre otras cosas, un aumento del tráfico de páginas web especializadas en comparar las promociones de los casinos en línea, ha convertido al juego en tierra en uno de los sectores más castigados durante esta crisis sanitaria.

El presidente de Cejuego, Alejandro Landaluce, ha venido haciendo una serie de declaraciones a lo largo del mes de julio en el que deja patente el malestar del sector y el desencuentro con las autoridades, a las que tacha de un “trato discriminatorio” hacia el sector.

Por un lado, Landaluce considera que, tal como se estableció en su momento con el Real Decreto de 14 de marzo en el que se anunciaba que la reapertura de locales comerciales se establecería por criterios sanitarios y no de actividad, esta medida no se está aplicando en igualdad a todos los sectores económicos.

Mientras que los locales de restauración y hostelería concentran un aforo similar al de los locales y salones de juego, estos últimos no obtuvieron el permiso de reapertura de la actividad comercial hasta la Fase 3 de la desescalada, más tarde que la hostelería.

Además, la normativa que establece el gobierno para reabrir locales indica que estos no pueden superar en un 50% de su aforo por motivos sanitarios. En este sentido, Cejuego considera que, si bien en las casas de apuestas deportivas y locales de juego esta normativa no produce un gran impacto sí que lo hace en los salones de bingo y casinos, lo que se traducirá en el prolongamiento de los ERTEs y una futura pérdida de puestos de trabajo.

Por último, otro de los agravios que Landaluce ha puesto encima de la mesa en esta guerra entre la patronal del juego en tierra y el gobierno, viene en el hecho de un supuesto trato de favor por parte de las autoridades hacia los locales de venta de loterías públicas y benéficas, al no estar sometidos a los mismos requisitos en materia sanitaria y ni a restricciones tan duras en su publicidad.

Sea como fuere, este desencuentro no ha hecho más que comenzar, ya que el gobierno, por medio de la Dirección General de Ordenación del Juego, acaba de anunciar nuevas leyes para octubre que endurecerían aún más la restricción publicitaria del juego en internet y que podrían extenderse también al juego en tierra, al menos, en aquellas Comunidades Autónomas con ejecutivos alineados con el gobierno central.