Internacional

Coca-Cola pagó para que científicos mintieran sobre los efectos de las bebidas azucaradas

Coca-Cola pagó para que científicos mintieran sobre los efectos de las bebidas azucaradas

Publicado: 6 de agosto de 2020 21:35 (GTM+2)

Una investigación acusa a la multinacional estadounidense de usar “tácticas clásicas del tabaco” para mejorar su imagen

Coca-Cola causa obesidad en ciudadanos de todo el mundo

Coca-Cola causa obesidad en ciudadanos de todo el mundo

Coca-Cola ha resultado ser todo menos una “fábrica de la felicidad”, tal y como se detalla en una investigación publicada esta semana por la revista médica Public Health Nutrition, en la que se revela que la multinacional estadounidense influyó en estudios científicos que restaban importancia al papel de las bebidas azucaradas en la aparición de numerosos trastornos de salud como la obesidad.

El equipo, formado por periodistas de todo el mundo, tuvo acceso a 18 mil correos electrónicos intercambiados por la sede central de Coca-Cola en la ciudad de Atlanta y las universidades de West Virginia y Colorado.

Ambas formaban parte de una organización, supuestamente sin ánimo de lucro, llamada Global Energy Balance Network, dedicada al estudio de la obesidad en Estados Unidos entre los años 2014 y 2015.

Ahora, los correos electrónicos demostraría que Coca-Cola fue la que financió ese “estudio” para minimizar los vínculos entre la obesidad y el azúcar, ya que posteriormente la organización recibió al menos 1,5 millones de dólares por parte de la multinacional productora de refrescos.

Además, otros académicos también recibieron fondos adicionales de Coca-Cola para realizar “investigaciones”.

Este descubrimiento ha causado gran polémica en Estados Unidos, a pesar de que gracias a las grandes campañas de publicidad que la empresa paga en la mayoría de los principales medios de comunicación del mundo, incluyendo los españoles, la noticia no ha tenido el impacto que debería en los periódicos, radios y televisión de todo el mundo.

La comunidad científica ha puesto el grito en el cielo afirmando que se trata de un "un punto débil en la historia de la salud pública" y alertando sobre los "peligros de aceptar fondos corporativos".

Gary Ruskin, director ejecutivo de US Right to Know, señaló que "Coca-Cola utilizó a académicos de salud pública para llevar a cabo tácticas clásicas del tabaco para proteger sus ganancias".