Internacional

El día en que Joe Biden le dijo a un negro a quién tenía que votar

El día en que Joe Biden le dijo a un negro a quién tenía que votar

Publicado: 7 de agosto de 2020 19:19 (GTM+2)

El partido demócrata se cargó la candidatura del progresista Bernie Sanders para apostar por una versión yanqui de Mariano Rajoy

Donald Trump, Barack Obama y Joe Biden

Donald Trump, Barack Obama y Joe Biden

Viendo cómo la pandemia del coronavirus sigue meses después desatada en Estados Unidos y sin que parezca que la curva de contagios tenga fin, en gran parte por culpa de la mala gestión de la crisis que ha llevado a cabo el presidente Donald Trump, muchos podrían pensar que lo tiene muy difícil para ganar las próximas elecciones.

Sin embargo, no hay que olvidar que en las pasadas elecciones más que ganar Donald Trump, lo que ocurrió fue que perdió Hillary Clinton. El partido Demócrata cometió entonces el error de no apostar por Bernie Sanders, un progresista que apuesta por la lucha contra el cambio climático y por blindar servicios básicos como la sanidad y la educación del neoliberalismo creciente.

El resultado de esta apuesta salió mal, y es que aunque desde otros países como España, donde no se sigue tan de cerca la política estadounidense podríamos pensar que Donald Trump era lo peor que le podía pasar al país, los estadounidenses de a pié saben perfectamente que una candidata como Hillary Clinton no habría cambiado gran cosa en el país, al mismo tiempo que se habría dedicado a “exportar” la democracia a otros países a base de bombas.

Esto mismo fue lo que hizo dirigiendo la intervención militar que convirtió a Libia, el que hasta entonces era el país más rico de África en un solar en manos de terroristas, mientras que quien la puso en el puesto de Secretaria de Estado, Barack Obama, recibía el premio Nobel de La Paz por simplemente ser negro.

Y precisamente el racismo es uno de los temas troncales en la política estadounidense y uno de los puntos fuertes del partido demócrata para plantar cara a Donald Trump, al que siempre se le acusa desde la oposición de ser un racista, entre otras cosas.

Sin embargo, cuatro años después del fracaso de Clinton, la historia se repite y los demócratas han vuelto a desechar la candidatura de Bernie Sanders para apostar por otro perdedor, Joe Biden, quien con su hemeroteca le deja fácil a Donald Trump los futuros debates electorales.

Y es que si una de las bazas de los demócratas para confrontar la gestión del presidente era sacar la carta del racismo, poniendo como candidato al “bueno” de Biden la han perdido.

Son muchas las polémicas que arrastra por momentos lamentables por los que ha sido tildado de ser racista. Sin ir más lejos, la polémica más sonada ocurrió el pasado mes de mayo, cuando durante una entrevista se mostró irascible ante las preguntas de un periodista afroamericano.

El entrevistador le preguntó sobre a quién nombraría como vicepresidenta si llega a ser elegido para el cargo, cuestionando los informes sobre que elegiría a una mujer blanca, la senadora por Minnesota Amy Klobuchar, para el puesto.

El periodista le recordó que los votantes negros "le salvaron la vida política en las primarias" y "quieren cosas a cambio".

"No declaro a quién estoy estudiando", dijo Biden. "Pero le aseguro que hay muchas mujeres negras en estudio. Muchas".

Cuando un colaborador de Biden trató de poner fin a la entrevista, el periodista dijo, "no puede hacer eso a la prensa negra".

Biden respondió, "se lo hago a la prensa negra y a la prensa blanca", y añadió que su esposa necesitaba usar el estudio de televisión. Y entonces añadió: "Si tiene dificultades para decidir si me apoya a mí o me apoya a Trump, usted no es negro".

Y como esta podríamos contar, literalmente decenas de polémicas como la vez en la que dijo que “los niños pobres son tan brillantes y talentosos como los niños blancos”. Y ahora os estaréis preguntando vale, es un poco racista, pero ¿qué tiene que ver con Mariano Rajoy?

Pues resulta que otro de los problemas que está enfrentando el candidato Demócrata a la hora de afrontar la campaña contra Donald Trump es que de vez en cuando suelta frases sin sentido, algo que nos recuerda y mucho a nuestro añorado ex presidente del gobierno.

Además, en muchas de sus intervenciones públicas Biden, de 77 años, se queda trabado, pierde el hilo del discurso o suele hablar de manera muy muy pausada. Esto ha hecho que Donald Trump le ataque frontalmente poniéndole un mote que podríamos traducir como “soñoliento Joe”.

Con estas cartas, y con el coronavirus campando a sus anchas por todo el país, la campaña de las elecciones que se celebrarán el próximo otoño se plantea más que interesante, y en DS Internacional lo seguiremos todo de cerca.

Recuerda que puedes seguir nuestros perfiles exclusivos para la actualidad internacional en Twitter, Facebook y Telegram.