Comunicados

El euro ya acumula más de dos meses por encima de 1,1 dólares

El euro ya acumula más de dos meses por encima de 1,1 dólares

Publicado: 18 de agosto de 2020 08:05 (GTM+2)

Y es que aunque al principio de la pandemia el euro sufrió un duro varapalo y pasó de cotizar por encima de los 1,14 dólares el 9 de marzo a valer tan solo 1,066 dólares diez días después, estas semanas ha conseguido recuperar su valor anterior e incluso superarlo.

 

Abril y gran parte de mayo vieron como ambas monedas, dólar y euro, iban ganando y perdiendo terreno, pero finalmente el 27 de mayo el euro superó la cotización de 1,1 dólares y aunque ha seguido experimentando subidas y bajadas no ha perdido ese valor en ningún momento. En estos momentos el euro cotiza a 1,17 dólares.

 

¿Qué supone para España y la eurozona un euro fuerte?

 

Como casi cualquier acontecimiento la subida del euro con respecto al dólar tiene una cara y una cruz para la economía española. Por una parte nos costará menos comprar en el exterior lo que necesitemos para reconstruir una economía que va de descalabro en descalabro desde el parón en seco decretado a mediados de marzo, como por ejemplo el petróleo -materia prima que aunque comienza a adquirirse en monedas distintas al dólar, es indudable que sigue dominada por el binomio petróleo/dólar, petrodólar-, pero por otra parte dificultará las cosas al sector exportador, que desde la crisis del 2008 venía ganando terreno y era visto por la mayoría de analistas como una evolución saludable para una economía como la nuestra, en general menos productiva que la de nuestros socios europeos del norte.

 

Pero no todo lo que compramos en el extranjero lo compramos en dólares y por lo tanto nos interesa saber la posición del euro en otros pares de divisas, entonces ¿cómo se ha comportado el euro con respecto a otras grandes divisas nacionales? ¿Qué es lo que están esperando aquellos que se dedican a comprar divisas? ¿Y los que especulan con sus cotizaciones en el mercado Forex?

 

Probablemente cosas diferentes, en el caso de los compradores de divisas quizá estén buscando resguardo en monedas tradicionalmente fuertes. En el caso de los traders que sientan la tentación de intentar sacar rédito de la situación actual operando con divisas tanto al alza como a la baja, y se atrevan a operar en el contexto de incertidumbre actual, tendrán que sumar a los altos riesgos de pérdidas sustanciales de capital que el trading con apalancamiento implica, ya que el bróker actúa como una especie de prestamista del trader –y que podrían incluso llegar a convertirse en deudas si el bróker no aplica una protección garantizada frente a estas-, el de la altísima volatilidad que están experimentando los mercados.

 

Euro vs libra, vs yen…

 

El euro ha perdido terreno frente a la libra esterlina, aunque en este caso también ha recuperado parte de su valor, y actualmente cada euro vale 0,90 libras. A diferencia de lo que ocurrió con el par EUR/USD, donde el euro cayó entre el 9 y el 19 de marzo, en el par EUR/GBP el euro creció entre el 4 y el 19 de marzo, fecha en la cual alcanzó su mejor cotización con respecto a la libra desde hace tres años. Si el turismo estuviese funcionando a un ritmo normal para estas fechas la caída del euro con respecto a su valor del 19 de marzo significaría que los turistas británicos tendrían más euros por sus libras, y por lo tanto serían proclives a gastar más en nuestro país. Aunque el peso de Gran Bretaña en las exportaciones españolas es tradicionalmente menor que el de otros vecinos europeos no quiere decir que el porcentaje sea pequeño, por lo tanto, y a la espera de ver cómo afecta la actual crisis al sector, un euro por debajo de la libra no es una mala noticia.

 

En el caso del par EUR/JPY -yen japonés- el comportamiento es significativamente diferente, y con un cambio de 123 yenes aproximadamente por euro la cotización ha subido con respecto a los valores anteriores a la declaración del estado de alarma –también ha sufrido sus caídas-, incluso el euro marcó su mejor cotización desde finales del 2019 el pasado 5 de junio, llegando a cambiarse cada euro ligeramente por encima de los 124 yenes. La relación comercial entre nuestro país y los nipones es marginal para el global de nuestro sector exportador, quizás la relación sea más interesante para nuestra economía en el sector turístico, y en ese aspecto el par EUR/JPY se encuentra prácticamente en los mismos valores que marcaba el 1 de enero y por lo tanto el freno a la llegada de turistas japoneses lo pone el COVID-19, no el bajo valor del yen.

 

Por su parte la moneda del gigante chino ha perdido valor frente al euro con respecto a los valores que marcaba durante el primer tercio de marzo. A día de hoy con un euro se pueden comprar 8,23 yuanes.

 

La estrategia de las autoridades europeas

 

Aunque el objetivo de la autoridad económica de la UE es mantener la inflación por debajo del 2 por ciento, lo cierto es que aún antes de la llegada del nuevo coronavirus a Europa algunas economías ya estaban teniendo muchos problemas para cumplir el objetivo de déficit y pedían que el BCE aumentase la masa monetaria de euros, así que la pandemia va a echar por tierra el control presupuestario al menos en el corto-medio plazo mientras los planes mil millonarios de estímulo y reconstrucción se van solapando con la consiguiente inflación.