Internacional

Patentada la vacuna china Ad5-nCoV de la farmacéutica Cansino Biologics

Patentada la vacuna china Ad5-nCoV de la farmacéutica Cansino Biologics

Publicado: 18 de agosto de 2020 11:52 (GTM+2)

Científicos chinos aseveran que su vacuna gratuita "produce anticuerpos específicos del virus y células T en catorce días"

Investigación de la vacuna china.

Investigación de la vacuna china.

La vacuna china, desarrollada por la farmacéutica local Cansino Biologics, ha sido patentada tras el visto bueno de las autoridades.

Tras los anuncios de Rusia y Cuba, de sus respectivas vacunas, este laboratorio chino, en colaboración con la Academia de Ciencias Militares, ha patentado su vacuna gratuita tras la aprobación de la Administración Nacional de Propiedad Intelectual el pasado 11 de agosto.

La vacuna china, bautizada con el nombre Ad5-nCoV, está siendo ya probada en el Ejército y durante el mes de agosto comenzará la tercera y última fase de ensayos en decenas de miles de personas.

Ya que en el gigante asiático solo hay 612 casos activos de covid-19, el laboratorio está en conversaciones con países como Rusia, Brasil o Chile, con mayor incidencia de la pandemia, para que sea probada allí.

Antes de obtener los resultados de la fase 3, el Gobierno chino quiere acelerar el proceso al estar convencido de la seguridad y eficacia de esta vacuna contra el virus.

Según informan medios oficiales, para que sea aprobada por el Centro Nacional de Evaluación de Medicamentos y posterior utilización en el país, la vacuna debe haber demostrado, al menos en teoría, una eficiencia del 50 por ciento y una inmunidad de seis meses.

Cumplidos ambos requisitos, la vacuna, que las autoridades chinas anunciaron que sería gratuita, podría inocularse en la población.

Según recoge la agencia Efe, la patente asegura que Ad5-nCoV “puede ser producida en masa en un corto periodo de tiempo” y es “rápida y fácil de preparar”.

“Una simple dosis produce anticuerpos específicos del virus y células T (que atacan al coronavirus) en catorce días”, aseveró a finales de junio la general Chen Wei, experta del Ejército que está participando en la investigación y ha luchado contra el SARS y el ébola.

Cuando se propagó la covid-19 en Wuhan en enero, Chen y su equipo de virólogos y epidemiólogos se trasladaron a la ciudad y montaron un laboratorio de campaña donde comenzaron inmediatamente sus investigaciones. El proyecto está basado en la vacuna contra el ébola que habían desarrollado. Ahora, Con esta nueva vacuna, los militares chinos vuelven a trabajar con la compañía Cansino, que fue fundada en 2009 en la ciudad portuaria de Tianjin, cercana a Pekín.

Unas treinta vacunas están realizando ya ensayos clínicos. Según el diario South China Morning Post, siete de ellas están en la última fase, de las cuales cuatro son chinas. Debido a que en China no hay suficientes voluntarios por el control de la epidemia, estas vacunas están siendo probadas en Indonesia, Brasil, Emiratos Árabes y Arabia Saudí.

El doctor Zhog Nanshan, epidemiólogo jefe del país y “heroe” contra el SARS y la covid-19, ha abogado este fin de semana por la colaboración con Rusia en la investigación de la vacuna.

China y Rusia pueden aprender mucho la una de la otra. Merece la pena estudiar la tecnología de Rusia y su estrategia para luchar contra la enfermedad Covid-19, mientras que China tiene sus métodos únicos para controlar la pandemia, especialmente el uso de medicina tradicional”, defendió el doctor Nanshan en un seminario con expertos rusos según informa SCMP.

Sobre el origen de la pandemia, un reciente estudio plantea una nueva hipótesis sobre el origen de la covid-19.