Comunicados

Fontanería: Urgencia, recomendaciones y problemas frecuentes

Fontanería: Urgencia, recomendaciones y problemas frecuentes

Publicado: 31 de agosto de 2020 11:23 (GTM+2)

Aunque cualquiera pueda creerse en posesión de un amplio conocimiento sobre las instalaciones del hogar, un desperfecto mal asistido puede agravar los problemas. Por ello, los fontaneros las 24 horas, y el mejor arsenal de fontanería, deben siempre encabezar la lista de prioridades del mantenimiento doméstico.

Contra la ineficacia, la labor de la experiencia

Con demasiada frecuencia, creyéndonos sabedores de todo cuanto afecta a las distintas instalaciones de nuestro hogar, nos agachamos bajo el lavamanos para ejercer de fontaneros domésticos de forma extraoficial. Lo que, siendo honestos, puede suponer un agravante para los problemas ya existentes en nuestros conductos de agua, del mismo modo que la posibilidad de no haber solucionado absolutamente nada. La voluntad, aunque positiva, a menudo no consigue reparar un desperfecto. Y es por dicho motivo que, además de saber identificar cualquier problema de fontanería, nunca está de más tener a mano un verdadero experto en la materia.

La fontanería consiste en instalar y mantener las redes de tuberías, tanto domésticas como pertenecientes a otro ámbito, por donde circula el agua potable y se evacúan las aguas residuales. Del mismo modo, al oficio también le atañen las instalaciones de calefacción, siendo las calderas la maquinaria más común en sus agendas. Descubrir o padecer un error en nuestras instalaciones es una circunstancia que tarde o temprano será preciso abordar. Por ello, y si la urgencia forma parte de dicha necesidad, existen fontaneros torrijos 24h para solicitar sus servicios en cualquier momento del día. Ya que, y dado que los problemas pueden ser de muy distinta intensidad, no es extraño precisar de un fontanero a altas horas de la madrugada.

Ante todo, saber identificar los desperfectos

Aunque la labor de un fontanero exista, redundantemente, para asistir cualquier problema relacionado con el ámbito de la fontanería, es recomendable tener en conocimiento la índole de dichos desperfectos. Saber con más acierto qué sucede o cuál podría ser el error resulta increíblemente útil por dos razones. Por un lado, porque reconocer la raíz de un problema de antemano nos serviría para recurrir a algún recurso preventivo hasta que llegue un profesional. Y, por otro lado, porque, de este modo, nos será muchísimo más fácil informar al fontanero sobre los problemas que ha presentado nuestra instalación. Algo que, a su vez, agilizará la reparación y nos permitirá reaccionar a tiempo en futuras intervenciones.

Del mismo modo, y a pesar de que el fontanero disponga ya de un completo arsenal personal, éste podría darnos algún tipo de información para pequeñas reparaciones que enmienden algún desperfecto no muy complejo. Con ello, https://www.bricomart.es ofrece una vasta cantidad de herramientas de fontanería profesionales que, si optamos por adquirir alguna, pueden solucionar nuestra relación con las instalaciones del hogar. disponiendo desde elementos para la alimentación y la evacuación de agua, como cobre, válvulas o racores de unión, hasta otros accesorios de fontanería como, por ejemplo, decapantes o manómetros. Una inversión muy acertada para completar de forma práctica todo cuanto aprendamos sobre nuestra fontanería doméstica.

Problemas más frecuentes

Uno de los problemas más comunes relacionados con la fontanería es el goteo de nuestros grifos, hecho que, además de convertirse en un insidioso dolor de cabeza, puede también engrosar nuestra factura del agua. Este problema suele deberse al deterioro de las juntas de estanqueidad, por lo que basta con desmontar el grifo y cambiarla por una nueva pieza. Otro caso de fuga de agua puede darse en la cisterna del inodoro, con lo que será necesario comprobar si el flotador está debidamente regulado y, entre otros, cambiar también algunas piezas. Aunque en caso de un aparatoso envejecimiento, es preferible sustituir la cisterna por completo.

Asimismo, los atascos también son muy frecuentes en los problemas de fontanería y pueden ser causados por distintos elementos. Una acumulación de pelos o pequeños objetos, así como el sedimento de los detergentes o el mismo óxido, que también conllevaría la presencia de suciedad en el agua y mal olor, pueden provocar atascos. Si echar mano de un desatascador no consigue extraer los elementos obstruyentes, será preciso desmontar las tuberías, desatascarlas y limpiarlas a conciencia. Con ello, es también conveniente aplicar con regularidad algunos productos contra la cal y el óxido a fin de facilitar la circulación del agua.

Otra de las actividades de mantenimiento a llevar a cabo para evitar problemas es purgar los radiadores. Tras un largo tiempo en desuso, los conductos de los radiadores han ido almacenando aire que debe ser purgado, por lo que será preciso abrir las válvulas y recoger el agua que gotee en un recipiente. Una vez salga limpia, el radiador ya estará purgado. Cuanto a las cisternas, de mayor complejidad asistencial, aunque sea posible algún apaño sí que es más que recomendable recurrir a un experto. Una opción, mejor que cualquier otra, que nos ahorrará tiempo y más problemas.

Un amplio bagaje en materia de fontanería

A pesar de nuestra buena intención, y de la posibilidad de conocer un poco acerca de cómo identificar un problema de fontanería, los profesionales están ahí para solventar cualquier contratiempo. Un fontanero no es tan sólo una persona con pericia en la materia, sino que requiere de muchos conocimientos más para ejercer su oficio. Además de una buena capacidad de atención al detalle, es preciso conocer en profundidad todo cuanto concierna a la fabricación y montaje de instalaciones y mantenimiento. Con ello, el oficio también exige saber acerca de instalaciones térmicas y de fluidos. En suma, un bagaje acotado por dicha labor y que no siempre es fácil conocer como particular.

Los recursos de fontanería se han ido perfeccionando a lo largo de su ancha historia, ya existente en los tiempos de la Antigua Roma tomando los emblemáticos acueductos romanos como sello insignia del oficio. La innovación tecnológica también ha añadido al arsenal del fontanero una serie de herramientas y elementos capaces de enfrentarse a cualquier circunstancia y sin las que cualquier otro individuo, a pesar del esfuerzo, nada podría contra un problema grave. Sea como sea, y en honor al oficio, siempre que un desperfecto se escape de nuestra capacidad de intervención, un fontanero las 24 horas, como los que pueden solicitarse en Torrijos, siempre acudirá al rescate.