Comunicados

Recuperar una deuda nunca ha sido tan fácil

Recuperar una deuda nunca ha sido tan fácil

Publicado: 31 de agosto de 2020 11:27 (GTM+2)

El impago de deudas es una triste realidad que sigue ocurriendo en España día a día. Es cierto que el número de morosos españoles ha disminuido en los últimos años, pero el número de deudas sigue siendo alto. Aunque esto no tiene por qué ser un problema, ya que para recuperar una deuda existen empresas expertas en servicios jurídicos como Proinvest que solucionan el impago de manera rápida y eficaz.

¿Por qué elegir Proinvest para recuperar una deuda?

Proinvest es una empresa experta en reclamaciones de deudas que ofrece a los autónomos y pymes servicios legales para que puedan cobrar facturas impagadas a partir de 300 euros. En el sitio web se puede encontrar un sencillo cuestionario para que el usuario conozca si puede recuperar su deuda o no.

La empresa sabe que el impago de facturas es algo habitual en España y que afecta a un gran número de personas a lo largo del año. Por este motivo, anima a todo aquel que quiera recuperar una deuda a realizar el proceso, ya que no es costoso ni difícil. De hecho, en Proinvest presentan la demanda de procedimiento monitorio y mantienen informado al cliente de todo el proceso por tan solo 89 euros. Por no hablar de que tienen éxito en un 80% de los casos.

¿Cómo llevan a cabo todo el proceso? Para empezar, realizan las comunicaciones oficiales. Después, presentan la demanda ante el juzgado y el resto de los organismos oficiales. Y por último, mantienen una estrecha comunicación con el cliente para informarle de todas las novedades de su caso. En tan solo 48 horas, cualquier persona puede tener su demanda presentada en el juzgado.

¿Cómo recuperar una deuda?

Hay dos formas de recuperar una deuda. Por un lado, existe la reclamación extrajudicial o amistosa y, por otro, la reclamación judicial. De acuerdo con la Ley de medidas de lucha contra la morosidad, si no se ha pactado un plazo en concreto, una persona tiene 30 días para pagar las facturas. Aunque el plazo puede ser ampliado hasta un máximo de 60 días. Una vez que se haya pasado dicho plazo, se considera una factura impagada.

Vía extrajudicial, una solución rápida y eficaz

Elegir la vía extrajudicial es la mejor forma de recuperar una deuda en casos en los que realizar la reclamación suponga un coste superior al de la deuda exigida. Se trata de reclamar la deuda de manera amistosa, sin tener que llegar a un juicio. Para ello, los abogados expertos en reclamación de impagos se comunican con el deudor para alcanzar un acuerdo y saldar la deuda. De esta forma, se consigue una solución rápida al problema del impago.

Vía judicial, recuperación de la deuda a través de un juicio

Si la vía extrajudicial no ha resultado efectiva, la vía judicial permite a la persona recuperar su deuda ante unos tribunales. Para realizar el procedimiento verbal u ordinario, hay que tener en cuenta la cantidad de la deuda. Por ejemplo, si la deuda no supera los 6.000 euros se realiza el procedimiento verbal. En cambio, si la deuda sobrepasa los 6.000 euros se utiliza el procedimiento ordinario.

Aunque independientemente del procedimiento, la resolución del juez solo tendrá efectos declarativos. Así que, una vez que el juez firme, habrá que poner una demanda ejecutiva para conseguir el embargo de los bienes del deudor y recuperar la deuda. También, cabe señalar que hay que instar anteriormente la petición inicial del procedimiento monitorio.

¿Qué es el procedimiento monitorio?

El procedimiento monitorio consiste en demostrar la cantidad de la deuda presentando al juez un albarán, una factura o un contrato de relación comercial, entre otros. Dicha deuda no podrá sobrepasar los 250.000 euros. Para llevar a cabo este proceso, es aconsejable que la persona cuente con un abogado experto en estos tipos de trámites. Aunque no hace falta que el abogado esté presente en la petición inicial.

Una vez que el juez ha aceptado la petición, el deudor tiene dos opciones: oponerse o aceptar la deuda. Si el deudor se opone el proceso será un juicio verbal u ordinario dependiendo de la cantidad de la deuda. En cambio, si el deudor acepta, tan solo tendrá que reconocer la deuda. Una vez reconocida la deuda, la persona interesada tendrá que poner una demanda ejecutiva para cobrarla.

¿En qué consiste el procedimiento cambiario?

El procedimiento cambiario sirve para reclamar deudas que procedan de letras de cambios, pagarés bancarios y cheques. Para poner en marcha el proceso, la persona tendrá que poner una demanda acompañada del título cambiario.

Si el tribunal acepta el título cambiario, el deudor tiene 10 días para pagar la deuda. De lo contrario, tendrá que pagar la deuda más unos intereses añadidos por la demora. Por no hablar de que sus bienes serán embargados. Aunque también el deudor puede poner una demanda de oposición en los 10 días siguientes a la demanda.