Internacional

Israel vuelve al confinamiento total tras una vuelta al cole similar a la de España

Israel vuelve al confinamiento total tras una vuelta al cole similar a la de España

Publicado: 14 de septiembre de 2020 17:14 (GTM+2)

El país estará tres semanas de nuevo encerrado ya que se han disparado el número de muertos y contagios

Colegio en Israel.

Colegio en Israel.

El Gobierno de Israel ha aprobado un confinamiento total de tres semanas para frenar la segunda oleada del coronavirus. El número de infectados está subiendo con fuerza en el país desde mayo y alcanzó en la última semana uno de los índices de morbilidad más altos del mundo.

Con esta medida, a partir de este viernes, los israelíes no podrán salir a más de 500 metros de sus casas, los comercios no esenciales permanecerán cerrados y no podrán juntarse más de diez personas, entre otras prohibiciones.

En Israel, la vuelta al cole, con medidas similares a las de España, apenas ha durado dos semanas al dispararse el número de infectados en el país.

La decisión política de imponer el confinamiento ha causado la dimisión del ministro de Construcción y Vivienda, Yakov Litzman, del partido ultraortodoxo Judaísmo Unido de la Torá.

Yakov Litzman, uno de los principales aliados de Benjamín Netanyahu en su coalición, ha renunciado tras comunicar al primer ministro de que abandonaría el cargo si se decreta un encierro total a partir del viernes 18, cuando comienza el Rosh Hashaná (año nuevo judío), informó el diario local Haaretz.

Este líder ultraortodoxo, horas antes de su dimisión, pidió que el Gobierno israelí que permitiera celebrar con amplia asistencia las ceremonias de las próximas festividades (Rosh Hashaná, Yom Kipur), fechas muy importantes para el judaísmo, según la radio del Ejército.

Litzman denunció en su comunicado de dimisión que el confinamiento “impedirá rezar a las sinagogas a cientos de miles de judíos de todos los sectores”.

El Consejo de Ministros toma esta medida radical tras una semana de nuevos récords de contagios diarios durante varios días consecutivos.

Según los medios locales, otros ministros se han opuesto a estas drásticas medidas por los efectos que tendrá en la ya debilitada economía israelí, con un paro del 21% en comparación al 3,3% que tenía en febrero. El Ministerio de Finanzas de Israel ha calculado que este nuevo confinamiento podría suponer pérdidas económicas de unos 5.000 millones de euros.