Comunicados

Coleccionistas de moneda: El fascinante mundo del conocimiento

Coleccionistas de moneda: El fascinante mundo del conocimiento

Publicado: 6 de octubre de 2020 19:43 (GTM+2)

Para la mayoría de las personas, las monedas no son más que objetos que nos ayudan a pagar un pasaje de metro o completar para nuestra compra en el supermercado. No obstante, te enseñaremos cómo es que una moneda de tan solo dos euros puede llegar a costar millones, y las razones por las que una persona pagaría tales cantidades con el objetivo de tenerla en su colección. Recuerda que no se trata de reunir cualquier moneda, todo se trata de estudio y mucho, mucho conocimiento que se va adquiriendo con los años, para saber mas puedes tener más información en este artículo.

¿Por qué se coleccionan monedas?

Lo cierto es que hay por lo menos tres razones principales para que una persona se convierta en coleccionista de monedas:

Para ganar dinero

Si, aunque hoy no valgan nada, con el tiempo estas van adquiriendo valor pudiendo tener un precio fluctuante de acuerdo al metal con el que fueron fabricadas. Un coleccionista de monedas sabe dónde hacer su inversión y cuánto dinero podría ganar en unos cuantos años por haber comprado una pequeña moneda que para la gente común no supone importancia alguna.

Bellezas y rarezas

Puede que tú estés acostumbrado a las monedas tradicionales de tu país. Sin embargo, un coleccionista está atento a todas las extrañas y limitadas monedas que salen al mercado cada año. Hay muchas que son difíciles de encontrar, y cuando lo hacen, no dudan de pagar su precio pues saben que en un tiempo, será mucho más valiosa.

Lo que más llama la atención es la belleza del diseño de estas monedas poco comunes. Algunas de hecho, no las venden pues satisfacen el gusto personal del coleccionista. Es como encontrar la moneda perfecta que jamás querrás tener lejos.

Resulta un desafío

Lo más excitante para un coleccionista en el proceso de búsqueda es cuán difícil es encontrarla. Es un reto para sí mismo lograr la meta, sin mencionar que se necesita de una gran investigación y estudio. Por lo que satisfacen sus mayores pasiones. Y es que el aprendizaje también forma parte de lo que supone ser un coleccionista.

¿Cómo se establece el valor de una moneda de colección?

Una pieza autentica tiene valor, sin embargo, no todas las que se reproducen son parte de una colección. Como ya mencionamos, no todas las monedas que salen al mercado terminan siendo parte de una colección. Para que estos objetos sean considerados de valor, hay que tener en consideración algunas características:

Cuán rara es

Para conocer la rareza de una moneda hay que considerar cuántas piezas se fabricaron, cuantas se fundieron y por supuesto, cuántas hay en existencia. Claro está, entre más inusual sea una moneda, más valor tendrá.

El coleccionista se debe preguntar por qué la moneda se considera una rareza. Puede que haya habido un fallo en su acuñación, así que debe hacer una investigación profunda, así como pedir sugerencias a sus colegas para ver qué tan rara es. Por supuesto, esto se trata de una competencia, así que debe actuar como un estratega si quiere ganar la subasta.

De donde procede

Las monedas más antiguas tienen un valor que pocos tienen la posibilidad de pagarla. Y es que el origen de esta pieza tiene una gran importancia en el valor que se le ha establecido. Además, se considera el listado de propietarios que ha tenido antes de que el coleccionista la comprara. Estos datos ayudan al experto a determinar si el valor es real, y por supuesto, si vale la pena pagar por ella.

La pureza y el peso del material

Estos factores son determinantes para colocarle un precio a una moneda de colección. Por eso, un coleccionista siempre debe tener consigo una báscula de precisión. Este aparato no solo ayuda a determinar el peso sino también a descartar monedas falsas.

Aunque un experto puede identificar una moneda genuinaentre una gran cantidad de monedas falsas, en algunas ocasiones se necesita más que un simple vistazo. La razón es que así como hay expertos coleccionistas, también hay estafadores que saben reproducir con exactitud el peso de una moneda. Así que hay que prestar mucha atención al uso de las aleaciones pues estas pueden variar el peso mínimamente.

Por supuesto, estas son algunos de los factores que un coleccionista tiene en cuenta. Aun así, estamos seguros de que la colección de moneda no solo es un arte valioso por cuánto cuestan las piezas, sino también por el aprendizaje que esta disciplina trae consigo.