Internacional

¿Es bueno que Apple venda sus nuevos iPhone sin el cargador?

¿Es bueno que Apple venda sus nuevos iPhone sin el cargador?

Publicado: 15 de octubre de 2020 18:32 (GTM+2)

La empresa se defiende de las críticas asegurando que “estos cambios reducirán más de 2 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono al año”

La caja de los nuevos iPhone 12 es considerablemente más pequeña que las versiones anteriores

La caja de los nuevos iPhone 12 es considerablemente más pequeña que las versiones anteriores

La compañía estadounidense Apple está recibiendo todo tipo de críticas después de que anunciara que sus nuevos teléfonos inteligentes iPhone no traerán incluidos en su caja el cargador y los auriculares.

La compañía se escuda en que con esta medida se evita fabricar millones de estos dispositivos que no serían utilizados por los clientes ya que muchos ya disponen de cargadores de sus anteriores teléfonos.

En las redes sociales han sido muchos los que consideran que con esta apuesta la compañía está haciendo un negocio redondo al obligar a los usuarios a pagar una cantidad extra por el cargador, en caso de necesitarlo.

Incluso otras compañías como la marcha china Xiaomi o la surcoreana Samsung han lanzado mensajes en las redes sociales en las que se burlan de la decisión de Apple.

"Buenos días, hoy hemos soñado que nuestros smartphones venían sin cargador en la caja. Afortunadamente, solo era una pesadilla", escriben desde la cuenta de Twitter oficial de Xiaomi en España.

En el mismo sentido, Samsung ha publicado otro mensaje en el que señala que “tu Galaxy te da lo que buscas. Desde un cargador, hasta la mejor cámara, batería, rendimiento, memoria y hasta pantalla de 120 Hz en un smartphone”.

Sin embargo, los motivos por los que Apple ha eliminado los cargadores de la caja responden a dos cuestiones, una económica y otra medioambiental.

La llegada de la tecnología 5G a los nuevos iPhone supone que el coste de fabricación sufra un incremento de unos 100 dólares por unidad, pero la compañía de la manzana mordida ha mantenido los mismos precios de venta que la anterior generación de teléfonos.

Así, al quitar el cargador y los auriculares se compensa en parte esta pérdida de beneficios al mismo tiempo que la mayoría de usuarios que no necesitarán un cargador porque ya lo tienen de su anterior móvil no verán incrementado el precio del dispositivo por la llegada de las nuevas antenas de máxima velocidad.

Además, al recortar el tamaño de las cajas, en un mismo barco o camión caben miles de iPhone más lo que supone un ahorro brutal en cuanto a emisiones de gases contaminantes.

Hay que recordar que cada año se venden millones de estos dispositivos por lo que la diferencia de que en un mismo camión quepan el doble de unidades supone una gran huella.

La propia Apple asegura que “en conjunto, estos cambios reducirán más de 2 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono al año, lo que equivale a sacar de la carretera a 450.000 coches cada año".