Internacional

Rusia se descojona de la teoría de que 10.000 soldados rusos iban a apoyar el Procés

Rusia se descojona de la teoría de que 10.000 soldados rusos iban a apoyar el Procés

Publicado: 29 de octubre de 2020 09:51 (GTM+2)

La embajada ha publicado un tuit ridiculizando la noticia de El Mundo y otros medios

Vladimir Putin, presidente de Rusia.

Vladimir Putin, presidente de Rusia.

La embajada de Rusia en España se ha reído del auto de un juez sobre la intervención de su país en Cataluña durante el Procés.

Resulta que el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, que ha ordenado el registro y detenciones del empresariado que presuntamente financiaba el Procés, cree que Rusia estaba detrás.

El magistrado se alinea así con las sorprendentes publicaciones de periódicos de los últimos años que parecen estar inspiradas por la rusofobia o los dictámenes de la OTAN.

Según el auto, al que ha tenido acceso El Mundo, Oriol Soler habría conspirado con Edward Snowden, Julian Assange, así como los diarios Rusia Today y Sputnik.

El funcionario judicial ve que Oriol Soler habría participado en una supuesta campaña de desestabilización y desinformación que habría contado con participación del Kremlin.

En su escrito el juez recoge un encuentro de Soler con Julian Assange, celebrado el once de septiembre de 2017, en la embajada de Ecuador en Londres. Una reunión donde también habría estado Andreu Griñó, un supuesto experto, según el magistrado, en campañas de comunicación y “afín al independentismo”.

El magistrado dice que “aquella reunión se enmarca en la estrategia de desinformación y desestabilización en la que también habría participado el gobierno del Kremlin como parte de su narrativa general sobre la Unión Europea, junto al colapso, principal mensaje de los medios de comunicación controlados por el Kremlin: Rusia Today y Sputnik”.

En el texto este hombre afirma que “la editora en ninguno de estos medios y persona cercana a Valdimir Putin, Margarita Simonyan, también es editora precisamente de Julian Assange y Edward Snowden”.

No queda ahí su teoría sino que añade que “la estrategia coordinada de comunicación que se activó durante el referéndum y en la que participó Soler y Assange respondió a la combinación de diferentes instrumentos: uso de redes sociales, tuits de Julian Assange y Edward Snowden, las fábricas de la web respecto de los medios rusos Sputnik y Russia Today y los medios de comunicación catalanes, tanto públicos como privados, en los que participa Oriol Soler”.

Además este señor asevera que “la estrategia de comunicación se incardina en la guerra de información en la que el general ruso Valery Gerasimov hace numerosas referencias”.
Pero llega aún más allá y afirma que había una conspiración para que 10.000 rusos llegaran a Cataluña a apoyar la independencia.

El auto remarca que Víctor Tarradellas, ex dirigente de relaciones internacionales de CDC y presidente de la Fundación CATmón, negoció con un grupo ruso “creado en la época de Gorbachov”. A su vez, en este relato, el funcionario indica que el 24 de octubre de 2017 ofreció a Carles Puigdemont, “10.000 soldados y pagar toda la deuda catalana”.

“Pero Puigdemont se cagó los calzoncillos” , enfatiza el magistrado recogiendo un mensaje de Tarradellas. El juez añade que “de haber aceptado probablemente los acontecimientos habrían sido trágicos y habrían desencadenado un conflicto armado con el Estado” .

La embajada rusa ha respondido a esta elucubración del magistrado escribiendo en su cuenta de Twitter:

“Ojo: La información aparecida en los medios españoles sobre la llegada de diez mil soldados rusos a Cataluña está incompleta. Hace falta añadir dos ceros al número de soldados rusos y lo más impactante de toda esta conspiración: las tropas deberían ser transportadas por aviones “Mosca” y “Chato” ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidos en un lugar seguro de la Sierra catalana hasta recibir a través de estas publicaciones la orden cifrada de actuar”.

Cabe recordar que el diario El Mundo unió en un titular a Rusia, un asesino y a Teruel existe en un titular.