Comunicados

Mejora la calidad del aire con un deshumidificador

Mejora la calidad del aire con un deshumidificador

Publicado: 4 de noviembre de 2020 13:45 (GTM+2)

La humedad es una propiedad del aire que es vital para que el confort sea óptimo en el ambiente y, como todo en exceso es perjudicial, si el aire tiende a ser más húmedo de lo recomendado, empiezan los problemas. La humedad excesiva suele presentarse en ambientes poco ventilados, y puede llegar a ser perjudicial para la salud.

En estos casos, la solución puede ser modificar el diseño del ambiente para que tenga mejor ventilación. Otra solución, que es la opción más económica, es adquirir un deshumidificador, para eliminar el exceso de agua en el aire.

Estos dispositivos han evolucionado con el tiempo, y ahora son mucho más modernos. Para conocer todo sobre ellos y los problemas de humedad, este es el sitio web más completo.

Un deshumidificador es, como lo indica su nombre, un aparato encargado de eliminar la humedad (presencia de agua) del aire. Hay varios tipos, que trabajan de distinta forma, pero con la misma finalidad.

Eliminar la humedad excesiva puede ser una acción muy necesaria, ya que suele causar daños en la salud y las infraestructuras en donde se presenta.

Los niveles recomendados de humedad están entre el 30 y el 40%, dependiendo de la época del año, más allá de esto, se considera un nivel peligroso, que puede afectar a personas con problemas respiratorios y alergias. Por esto y más, un deshumidificador es un dispositivo necesario en cualquier hogar.

Tipos de deshumidificadores y sus ventajas

 

Existen varios tipos de deshumidificadores, y podrían clasificarse por su modo de funcionamiento: desecantes, refrigerantes e ionizadores. A continuación, sus diferencias y las ventajas que ofrecen:

·   Desecantes: son modelos que utilizan gel de sílice para deshumidificar, y lo hacen mediante la absorción (el gel absorbe la humedad del aire). Estos destacan por ser modernos, silenciosos, compactos e ideales para trabajar en ambientes donde la temperatura puede ser menor a 5 °C.

·   Refrigerantes: utilizan un compresor para funcionar, y deshumidifican el ambiente mediante la condensación (enfriando el aire lo suficiente como para que la humedad se convierta en agua y recolectarla). Las ventajas de estos modelos es que suelen ser para casos graves de humedad.

·   Ionizadores: estos pueden ser refrigerantes o desecantes, pero ofrecen la función extra de ionizar (liberar iones negativos para que las partículas de polvo no queden suspendidas en el aire). Son los mejores para las personas alérgicas.