Internacional

El lanzamiento de la nueva Xbox y PS5 provoca una guerra que da vergüenza ajena

El lanzamiento de la nueva Xbox y PS5 provoca una guerra que da vergüenza ajena

Publicado: 11 de noviembre de 2020 19:45 (GTM+2)

Los medios especializados en videojuegos han compartido una información falsa sobre el supuesto calentamiento de los nuevos aparatos

La covid-19 ha hecho crecer (y mucho) el tiempo de uso de los videojuegos y la llegada de una nueva generación de consolas, la Xbox Series X/S y la PlayStation 5 (PS5) llega este mes con millones de seguidores tratando de hacerse con una para pasar el cada vez más probable segundo confinamiento lo más entretenidos posible.

Sin embargo, lo que en principio puede parecer una sana competencia entre dos empresas que tratan de vender lo máximo posible y ganar dinero, y unos jugadores que quieren entretenerse y pasárselo bien al tiempo que tratan de olvidar un rato que la sociedad occidental se cae en pedazos mientras juegas a un videojuego que te traslada a un futuro cercano en el que recorres un Londres post apocalíptico, está tornando en una guerra sucia en las redes sociales que da (mucha) vergüenza ajena.

Durante los meses previos al lanzamiento hemos tenido que soportar a los seguidores de una y otra consola defender cosas indefendibles: que los de PS5 suben los precios de los juegos a casi 100€, pues sus seguidores van ciegos a comprarlos porque son “exclusivos”, entendiendo por “exclusivo” una reedición de un juego que ya existía en PS4 con cambios mínimos; que los de Xbox retrasan el Halo que era su único juego potente de lanzamiento: “Bueno pero tenemos el game pass y por 12,99€ podemos jugar a 160 juegos que ya tenemos trillados y que podemos jugar en la anterior consola sin gastarnos ahora 500€ pero aun así nos lo vamos a gastar porque PATATA”.

Pero sin duda lo peor de todo ha surgido esta semana cuando la primera de las consolas de nueva generación, la Xbox Series X/S ha salido a la venta en todo el mundo. Tan solo 24 horas después la red se ha llenado de vídeos en los que se ve la consola supuestamente echando humo por el sistema de ventilación.

Rápidamente ha quedado demostrado en otros vídeos que se trata de un montaje y que, obviamente, un producto tecnológico que lleva años desarrollándose y pasando filtros de calidad no puede salir ardiendo tan fácilmente.

Y aunque lo obvio era pensar eso, que se trata de una fake news, la mayoría de medios especializados en videojuegos no tardaron ni diez minutos en dar por ciertas estas imágenes y rápidamente salieron todo tipo de artículos diciendo que la nueva consola “está que arde”.

Ahora habrá que esperar una semana para ver cómo continúa esta guerra absurda, de vergüenza ajena, entre locos que apoyan fervientemente a una multinacional capitalista u a otra y ver cómo responden las redes sociales al lanzamiento de la PS5.