Tecnología

¿Cuáles son los tipos de teclados enfocados a gamers?

¿Cuáles son los tipos de teclados enfocados a gamers?

Publicado: 12 de noviembre de 2020 21:05 (GTM+2)

Si bien es cierto que la mayoría de los usuarios diferenciará un teclado gaming por lo colorido de su retroiluminación, las características técnicas son lo más importante a la hora de elegir y comprar este periférico esencial para poder llevar a cabo las partidas.

El teclado está entre los dispositivos para gamers más importantes que existen, puesto que de este periférico dependerá en gran parte el éxito, la efectividad y la precisión que logre tener durante una partida, sin importar el videojuego del que se trate.

La elección de un buen teclado es esencial para que un gamer pueda lograr sus objetivos, de manera que además de ganar en el juego que se proponga, pueda tener comodidad, confianza y durabilidad en el teclado a utilizar, detalles no menores si se considera el uso y la intensidad del mismo.

¿Qué tipos de teclados se recomiendan para gamers?

Aunque la mejor manera de elegir un teclado para jugar es probando las diferentes propuestas hasta encontrar diferencias a favor del jugador, el presupuesto no es ilimitado y se debe escoger certeramente para no malgastar el dinero. Por eso, una recomendación esencial es visitar sitios de comparativas de teclados para gamers, detallar las especificaciones clave y las valoraciones que realizan otros usuarios que tengan un perfil de uso o de videojuego similar, ya que de esa manera la elección estará mejor respaldada.

No obstante, existen algunos teclados que están diseñados y pensados directamente para satisfacer las necesidades de un gamer, ya sea para jugar de forma eventual o dedicado completamente como si fuera un oficio:

  • Teclados mecánicos: sin importar la marca o el tipo de switch, todos los teclados mecánicos son los preferidos por los gamers. La razón no es otra que la durabilidad, ya que con un uso intenso de las teclas, como el que un gamer seguramente le dará, un teclado convencional no duraría más de un semestre; mientras que los teclados mecánicos pueden durar más de 10 años, si se cuidan bien y se elige una buena marca.
  • Teclados de membrana para gaming: los teclados de membrana tienen un tacto más suave y pueden ser más cómodos para la mayoría, sobre todo si se están iniciando como gamers. Sin embargo, no todos valen, y deben buscarse estrictamente aquellos modelos que hayan sido diseñados para gaming. La principal ventaja de los teclados de membrana para gaming es que son hasta un 70% más económicos que los modelos de gama alta de teclados mecánicos gaming, un detalle no menor.

Características definitorias para elegir correctamente

  • Precisión: la razón principal para preferir los teclados mecánicos para gaming, está en la precisión que ofrecen, ya que al tener un switch, es imposible no notar cuando una tecla ha sido accionada. Con la mayoría de los teclados de membrana no ocurre eso. Para un gamer, la precisión es crucial, puesto que de tocar la tecla correcta en el momento adecuado puede depender la victoria o la derrota en un videojuego en particular. Para encontrar la precisión, dependiendo del juego, servirá un tipo de switch u otro, dependiendo si se busca calidad al pulsar el teclado o cantidad repeticiones en el mismo.
  • Rendimiento neto: hay una característica que está disponible en los teclados gaming pero no en los demás, el Key Roll Over. Por lo general, los teclados de oficina y convencionales se bloquean al pulsar más de 3 o 5 teclas simultáneamente. Los teclados antiguos, con puerto PS/2, y los teclados gaming, no tienen ese bloqueo; por lo que son indispensables para esos juegos donde se tienen que pulsar varias teclas a la vez para poder conseguir una acrobacia, un súper poder o una estrategia, como sucede en la mayoría de los juegos de shooters y juegos deportivos modernos.
  • Precio y durabilidad: aunque algunos teclados parecen un golpe directo a las finanzas, siempre se debe valorar la calidad general de sus elementos, el material y la durabilidad del producto. Un teclado de 300 euros que pueda durar 10 años funcionando perfectamente, será siempre más barato que un teclado de menos de 100 euros que se pueda dañar apenas se requiera el uso del mismo de una forma más intensa.