Comunicados

Ventajas de tintar los cristales del coche

Ventajas de tintar los cristales del coche

Publicado: 13 de noviembre de 2020 15:23 (GTM+2)

Si cuando adquiriste tu vehículo no pensaste en eso, tintar cristales del coche es algo que todavía estás a tiempo de hacer. Lo cierto es que es una opción que ofrece muchas ventajas. Eso sí, para no tener problemas posteriores (por ejemplo, a la hora de pasar la ITV) es preciso que las láminas estén homologadas y que sean colocadas en un taller especializado.

Las lunas tintadas y la ITV

Siguiendo ese par de normas (hacerlo en un sitio especializado y con láminas homologadas) no tendrás nada que preocuparte a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Basta con que les enseñes el certificado de homologación expedido por el fabricante que te entregarán y cumplimentarán en el taller en el que te las pongan y el sello que llevarán los propios cristales.

Tipos de tintados

Estos son los tipos de tintados entre los que puedes elegir:

Laminar las lunas

Se trata de unas láminas que se ponen en parte interna del cristal de tu vehículo adaptándose totalmente a su forma y medida. En ocasiones ya vienen con las medidas exactas basándose en las características de la marca y modelo de tu coche y en otras con un tamaño estándar que puede recortarse. Tienes la posibilidad de escoger el grado de intensidad siempre que este no llegue al 100%.

Tintar los cristales

En realidad, esto deberías elegirlo antes de adquirir tu coche, pues son sus cristales originales. Hay varios grados de intensidad y ya vienen homologados de fábrica, por lo que no tendrías que hacer nada más.

Ventajas de los cristales tintados

Tener cristales tintados tiene muchas ventajas que van más allá de lo estético:

  • Una de las ocasiones en las que más agradecerás haber optado por los cristales tintados es la época veraniega. Ya nunca más experimentarás esa desagradable sensación de meterte en el coche y sentir un ambiente casi infernal en el que el volante está prácticamente ardiendo. Además, tendrás muchísimo menos calor durante tus desplazamientos.
  • Pueden llegar a bloquear hasta el 90% de los rayos UVA del sol, logrando, entre otras cosas, que se reduzca la fatiga ocular o el riesgo de padecer enfermedades derivadas de las largas exposiciones al astro rey sin protección.
  • Reducirás en gran medida las posibilidades de robo. Lo cierto es que no son pocas las ocasiones en las que estos se producen al observarse que hay cosas de valor en el interior del coche. Con unos cristales tintados podrás dejar en su interior tranquilamente objetos valiosos sin que nadie los vea desde fuera.
  • Podría decirse que hacen las veces de unas gafas de sol, por lo que evitarán esos molestos deslumbramientos. Además, también te liberarán de los deslumbramientos nocturnos causados por las luces de los faros otros vehículos.
  • Está comprobado que ayudan a que el aire acondicionado se distribuya mucho mejor, consiguiendo que el vehículo consuma menos.

Lo cierto es que la opción de laminar las lunas del vehículo o la de comprar uno con los cristales tintados es cada vez más escogida. No es extraño, pues aporta grandes ventajas y una mayor comodidad en los desplazamientos. Además, son perfectamente válidos a la hora de pasar la ITV. Solamente es cuestión de adquirirlos en un taller especializado.