Comunicados

Amueblar un piso con poco dinero, todo un reto en tiempos de Covid-19

Amueblar un piso con poco dinero, todo un reto en tiempos de Covid-19

Publicado: 16 de noviembre de 2020 13:28 (GTM+2)

Una vivienda no es tal si no cuenta con todos los elementos necesarios para asegurar una buena convivencia y habitabilidad. El mobiliario es una de las facetas más importantes, de modo que amueblar un piso es una forma de trasladar nuestra personalidad al espacio habitable de la vivienda, para que pase de ser una simple vivienda a un hogar.

No resulta fácil la tarea de amueblar una vivienda, y mucho más cuando existen restricciones presupuestarias. Pero por suerte, una buena planificación, el control de los gastos y un ejercicio de paciencia y tranquilidad para encontrar las mejores opciones son supuestos básicos que entran a formar parte de esta ecuación.

¿Qué es lo verdaderamente esencial que necesitamos en casa?

Con el presupuesto ya fijado, incluida una partida para gastos extraordinarios, es el momento de decidir qué es lo que realmente se necesita, dando prioridad a los muebles más importantes. El listado es muy amplio, por lo que no vamos a entrar en profundidad.

Solo un detalle, hay que dejar en un segundo plano aquellos elementos que sean menos importantes, que no sean urgentes para garantizar la buena habitabilidad. En 2020, y debido al fomento del teletrabajo que ha propiciado el Covid-19, disponer de un espacio de trabajo adecuado con una mesa de escritorio potente, una silla cómoda y material de oficina adecuado es clave para asegurar la productividad.

En la famosa lista que debemos preparar para ver qué necesitamos también cabe incluir el mobiliario de otra vivienda o regalos, es decir, hacer un inventario con los elementos de los que ya disponemos y comprobar si pueden resultar útiles en ese nuevo escenario de amueblar la vivienda.

Muebles multifuncionales, ahorrar dinero y espacio

Una de las claves de amueblar una vivienda con poco dinero es también válida cuando hablamos de ocupar un piso pequeño. En un primer momento solo hay que preocuparse, y no es poco, de los elementos indispensables para vivir cómodamente, y una vez que ya nos establezcamos en la vivienda y nos hagamos a ella, incorporar nuevas piezas de mobiliario que se adapten a las situaciones en cada momento.

Por este motivo ganan mucho interés los muebles flexibles o multifuncionales: sofás adaptables a muchas posiciones, mesas convertibles, pequeños taburetes que sirvan también como espacio de almacenamiento… todo responde a una misma idea, cubrir varias necesidades mediante solo una pieza.

Sacar partido de las compras online

Esta recomendación está de rabiosa actualidad. Con el Covid-19 todavía impactando muy gravemente a la sociedad y la economía española, las administraciones recomiendan el distanciamiento social como la mejor fórmula para evitar la propagación del virus.

En el ámbito comercial esto tiene su reflejo en el crecimiento del ecommerce. Con la compra online de artículos domésticos se puede ahorrar mucho dinero, especialmente en el apartado de electrodomésticos, pero también con los muebles, sobre todo si acudimos a portales especializados y aprovechamos las múltiples campañas promocionales, como el Black Friday.

Por otra parte, existen muchos portales en los que se ofrece venta de mobiliario de segunda mano, que es una opción interesante de ahorrar dinero. O la fórmula del handmade, fabricar nuestros propios muebles a partir de palés, por ejemplo, o simplemente para darle un toque más personalizado, como indican en uma decoración.

Buscar siempre la proporcionalidad

Este último consejo es útil tanto para amueblar pisos teniendo un presupuesto limitado como para hacerlo sin restricciones de dinero, e igualmente es válido en caso de viviendas pequeñas u otras que son más grandes.

Sin embargo, conseguir la proporcionalidad es más sencillo cuando la cantidad de dinero disponible es menor, porque hay que ir a lo esencial. Si el presupuesto es más alto entran ya en juego otras variables como darle más importancia al aspecto estético y decorativo.

Del mismo modo, si las estancias a amueblar son pequeñas, hablar de minimalismo y funcionalidad es casi obligado, pues se trata de una de las únicas vías posibles para dotar al espacio de todo el material necesario pero al tiempo ofrecer movilidad y trasiego agradable para quienes habitan la vivienda.

Por último, la proporcionalidad también debemos buscarla en el precio de los elementos elegidos, lo que implica optar por muebles sencillos pero con la calidad suficiente para que las estancias no queden descompensadas y toda la inversión se ajuste al presupuesto disponible.