Comunicados

Las ventajas de cuidar y mantener la higiene de tu mascota

Las ventajas de cuidar y mantener la higiene de tu mascota

Publicado: 18 de noviembre de 2020 07:55 (GTM+2)

Nuestra mascota se merece buenos cuidados, ya sean higiénicos o de salud; y para ello deberíamos acudir con cierta frecuencia a especialistas y profesionales veterinarios que revisen el estado de nuestro animal para prevenir enfermedades e identificar cualquier síntoma que pueda darse.

También hay un aspecto del que desconocemos su importancia, y es la estética y peluquería canina (o felina, si es el caso). Si llevamos a nuestra mascota a una peluquería para perros no implica únicamente el cuidado de su aspecto físico, también la revisión completa del cuerpo en busca de algún síntoma patológico.

¿Qué servicios podemos encontrar en una peluquería canina?

El centro veterinario que ofrezca servicio de peluquería podrá realizar distintas acciones:

  • Cepillado. El profesional que trate a nuestro perro se encargará de separar las capas de su pelaje para observar cada zona de la piel. Así, puede detectar si se diese la aparición de alguna verruga, identificar algún problema cutáneo o buscar si existen parásitos; en cuyas circunstancias deberían ser observados por un veterinario. Además, dado que durante el cepillado nuestra mascota se situará en diversas posturas, también podrían darse cuenta si tiene algún dolor muscular o articular.
  • Corte. Durante el corte de pelo tienen lugar diversas revisiones: los ojos, las uñas, las orejas y las glándulas anales de nuestra mascota. Es importante que tengamos todas estas partes controladas, ya que, como ocurría en el cepillado, podría descubrirse algún síntoma patológico que implique la degradación de la salud de nuestro perro.
  • Baño. Es una parte fundamental si en el cepillado o corte se han detectado parásitos en el animal, ya que de ser así se emplearían productos específicos antiparásitos para nuestra mascota.

¿Cuándo tengo que llevar a revisión a mi perro?

Tanto para los servicios de veterinaria como para los de peluquería canina o felina, deberías llevar a tu animal de compañía cuanto antes: si desde que es un cachorro se habitúa al lugar, al funcionamiento de las sesiones, ruidos que puedan darse y a las personas que lo cogen y mueven; será menos difícil para él cada vez que tengas que llevarlo.

Lo ideal es que encuentres un centro que se adapte bien a las necesidades de tu perro o gato según sus particularidades: tipo de pelaje que tenga, su tamaño o su comportamiento. Normalmente, las recomendaciones de los veterinarios suelen ser de una vez por mes o cada dos meses.

En el caso de que tu mascota sea más mayor, simplemente tendrás que acudir a un profesional veterinario que cuide su trabajo, le ponga paciencia y trate a tu animal con cariño para que se adapte a su presencia, de manera que no tenga miedo al verle.

Acudir a una peluquería canina no solo implica cuidar la estética de tu mascota, sino que también mejora el bienestar de tu perro o gato, ya que también ayuda a identificar síntomas ante una posible enfermedad y mantenimiento de su salud. Además, las revisiones al veterinario darán calidad de vida a tu animal de compañía.