Comunicados

Claves para elegir el mejor seguro para tu hogar

Claves para elegir el mejor seguro para tu hogar

Publicado: 26 de noviembre de 2020 09:44 (GTM+2)

A la hora de cambiar de casa o de pensar en el bienestar de nuestro hogar, una de las decisiones que debes tomar al respecto es la relativa al seguro de hogar

Y es que, dada la amplia variedad de pólizas, coberturas y precios existentes en el mercado, conviene tener claro en qué nos debemos fijar para elegir la póliza que mejor se adapta tanto a la vivienda como a nuestras necesidades.

Antes de contratar tu seguro de hogar

A la hora de contratar un seguro de hogar es normal comparar ofertas y sentirnos tentados por la más barata, pero debemos tener en cuenta cuáles son las coberturas que debe tener el seguro y, sobre todo, tener claro el importe de contenido y continente de nuestra vivienda para no quedarnos cortos en coberturas ni pagar de más.

Cuando firmas una hipoteca, muchos bancos tratan de persuadirte (cuando no imponerte) que contrates con ellos la póliza de seguro de hogar mediante bonificaciones de intereses y cláusulas ciertamente poco claras, cuando en realidad no pueden obligarte a contratar ningún seguro ni otro producto distinto de la hipoteca y, conforme lo que te quieran hacer creer, no es obligatorio contratar un seguro de hogar en ningún caso.

Por otra parte, debes tener en cuenta que los famosos comparadores online a veces pueden arrojar datos que no son del todo fiables, bien porque estos estén en parte condicionados por los datos que queden registrados en tu navegador o porque, en realidad, reciben algunas ventajas, o incluso comisiones por parte de determinadas compañías para que posicionen sus ofertas como las mejores.

Por todo ello, lo mejor es conocer por uno mismo cuáles son los factores que determinarán la prima de un seguro de hogar para que puedas formarte una opinión y contratar una póliza que realmente te convenga.

Factores clave que influyen en la prima del seguro de hogar

Características de la vivienda

En el momento de contratar un seguro debes tener en cuenta la antigüedad de la construcción y los materiales que se emplearon en la misma, las calidades con que cuenta la vivienda y las características tales como si tiene piscina, jardín, porche, chimenea, rejas, sistemas de seguridad, portero físico, etcétera.

También influirá el tamaño y tipo de vivienda, así como la ubicación de esta, ya que según la población o el barrio en que se sitúe el precio de la prima puede verse incrementado en función de los posibles riesgos.

Coberturas básicas

Cualquier seguro de hogar debe cubrir, como mínimo, los daños materiales que puedan producirse tanto en el exterior como en el interior de la vivienda por agua, fuego, fenómenos atmosféricos o naturales, así como cortocircuitos, averías y robos.

Tampoco puede faltar cobertura por responsabilidad civil que cubra el resarcimiento de cualesquiera daños o lesiones que se puedan causar a personas o cosas desde la vivienda del asegurado.

Es en estas coberturas, y no en otras garantías adicionales o a priori más atractivas, en las que tenemos que valorar debidamente la reposición tanto del continente como del contenido, para asegurarnos que en caso de siniestro la indemnización sea proporcional a la suma asegurada y de este modo no caer en infraseguro ni pagar de más.

Se trata, en definitiva, de ser realistas y tener sentido común; no olvidemos que, al fin y al cabo, se trata de garantizar la tranquilidad en nuestro hogar.