Internacional

Amnistía Internacional acusa a la multinacional Amazon de prácticas antisindicales

Amnistía Internacional acusa a la multinacional Amazon de prácticas antisindicales

Publicado: 27 de noviembre de 2020 08:55 (GTM+2)

La compañía del hombre más rico del mundo planeó sustituir a trabajadores no felices por robots

Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon.

Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon.

Amazon, la empresa del hombre más rico del mundo, ha sido acusada por Amnistía Internacional ha publicado de prácticas antisindicales.

Esta misma acusación trascendió por documentos internos esta semana a través de Motherboard que implican a la compañía de Jeff Bezos, que ya planeó sustituir a sus trabajadores 'no felices' por robots. 

El informe de Amnistía Internacional sale en pleno ‘Black Friday’, una de las fechas de mayor número de ventas de la multinacional.

La ONG acusa a Amazon de socavar “los intentos de su personal de sindicarse y negociar colectivamente, incluso a través de una vigilancia exhaustiva en Estados Unidos y de amenazar con acciones judiciales en Reino Unido, y no ha abordado asuntos clave de salud y seguridad en Polonia y Francia”.

El informe no ha estudiado la situación de la empresa en España. Sin embargo, Cecilia Denis, portavoz de Amnistía Internacional, asevera que “lo que vemos es que la forma de actuar en los países investigados muestra una cultura corporativa que puede ser extensible a otros países, incluido España”. Denis agrega que tienen conocimiento de la denuncia presentada por diferentes organizaciones sindicales ante la Comisión Europea por falta de libertad sindical, incluidas los centros de trabajo españoles.

En su documento, Amnistía Internacional, afirma que “las personas que trabajan para Amazon están corriendo grandes riesgos en materia de salud y seguridad desde el inicio de la pandemia de la Covid-19, pero su capacidad de denunciar y negociar colectivamente está sometida a presiones por parte del gigante del comercio electrónico minorista”.

La ONG recuerda que “el derecho y las normas internacionales de derechos humanos establecen con claridad que todo trabajador o trabajadora tiene derecho a fundar sindicatos y afiliarse a ellos, a tener unas condiciones laborales seguras y a que se respete su derecho a la privacidad”.

La investigadora y asesora de Amnistía Internacional, Barbora Cernušáková, en un comunicado ha asegurado que “es alarmante que Amazon haya tratado de forma tan hostil sus intentos de sindicarse”. En el texto se añade que la multinacional afirma que respeta el derecho de sus empleados a unirse y formar sindicatos.

La empresa ha señalado la presencia de sindicatos como un factor de “riesgo” en sus informes anuales del 2018 y del 2019. A su vez, en un vídeo de formación del año 2018 aconsejaba al personal directivo estar alertas ante las “señales de alarma” sobre actividad sindical, afirma el documento.

Por su parte el sindicato CC.OO. emitió un comunicado en el que denunciaba que “Amazon no cumple con las preceptivas medidas de seguridad y salud en los centros de trabajo que tiene en España”. Sergi Lafuente, delegado de prevención de riesgos laborales de CC.OO. en el centro de Amazon de El Prat de Llobregat (Barcelona) asevera en que “el aumento del trabajo que tenemos a partir del ‘Black Friday’ no puede significar” que la empresa de Jeff Bezos deje de cumplir con sus responsabilidades y de velar por el cumplimiento de todas las medidas para garantizar seguridad y salud.

Ayer Amazon no realizó comentarios e hizo referencia a un posicionamiento anterior en el que negaba las acusaciones.