Caverna Mediática

Tercera demanda de Rubén Sánchez a Javier Negre: "una por cada bulo que sueltes"

Tercera demanda de Rubén Sánchez a Javier Negre: "una por cada bulo que sueltes"

Publicado: 27 de noviembre de 2020 10:07 (GTM+2)

El secretario general de Facua le advirtió en las redes: "Se ve que no te cansas de hacer el ridículo"

El periodista Javier Negre, demandado por Rubén Sánchez, representante de FACUA.

El periodista Javier Negre, demandado por Rubén Sánchez, representante de FACUA.

Javier Negre, ha recibido una tercera demanda de Rubén Sánchez, Secretario General de Facua. Ya tuvo que rectificar durante todo un programa de su canal de Youtube Estado de Alarma el pasado día 22 de noviembre. Lo hizo al saber que iba a recibir la primera demanda interpuesta por Sánchez por haber difundido “falsedades, inexactitudes y omisiones” contra él.

El exportavoz de Facua avisó el 17 de noviembre en las redes sociales: “Otra demanda. Y te voy a poner una por cada bulo que sueltes”.

Y ha ido advirtiendo en estos días de más acciones legales.

Ayer supimos el contenido de la segunda demanda del representante de Facua contra Negre por la información, falsa según el texto, difundida el 17 y 18 de noviembre por Hugo Pereira Chamorro, presentador del canal de Youtube Estado de Alarma.

La tercera demanda ha sido interpuesta al canal de Negre por un programa autodenominado “FACUA AL DESCUBIERTO: CÓMO FACUA se HACE de ORO A COSTA de sus SOCIOS”. En dicho espacio, según la denuncia de Sánchez, “se difundieron una serie de informaciones falsas, tergiversadas e incompletas sobre mi persona”.

Además, el secretario general de Facua denuncia que Cristina Seguí y María Rosa Díez dieron “una serie de datos falsos” sobre el dinero de las cuotas de los socios de la asociación de consumidores FACUA, así “como sobre el origen y la cuantía” de su propio sueldo.

En el escrito remitido Sánchez detalla que en relación a los afectados por el fraude cometido por el grupo Volkswagen mediante la manipulación del software de sus motores para falsear sus emisiones contaminantes, “la señora Seguí afirmó que se trata de “una estafa de la que este señor (en alusión a mi persona) se aprovecha para llevarse el dinerito calentito” y que el hecho de que miles de ellos se asociaran a FACUA para defender sus derechos supuso que “lo importante es que Rubén Sánchez ya tiene 2.635.000 euros en la hucha””, remarca la denuncia.

El documento apunta a su vez Díez hizo alusión a “el doble lenguaje de Rubén Sánchez que en mi caso le condenó a 6.000 euros por llamarme perra”.

El exportavoz de Facua manifiesta en su denuncia “que es falso que su salario en FACUA sea abonado por el Estado a través de subvenciones públicas. En este sentido, Sánchez ha afirmado públicamente en reiteradas ocasiones que su salario como director de comunicación de FACUA procede íntegramente de las cuotas de sus socios”.

Advierte además que “es falsa” la aseveración de Cristina Seguí de que “Rubén Sánchez ya tiene 2.635.000 euros en la hucha”, “en alusión a las supuestas cuotas que según se aseguró en el programa habrían abonado en los últimos años los socios de FACUA afectados por el fraude en la manipulación de los motores del grupo Volkswagen”.

Rubén Sánchez apunta que “no ha recibido ni esa ni la auténtica cifra aportada por los socios de la asociación víctimas del dieselgate, ya que su salario no va en función del número de asociados de FACUA ni representa una comisión o porcentaje del importe de sus cuotas”. Además remarca que los fraudes que sufren los consumidores que se asocian a FACUA para que la organización defienda sus derechos “tampoco implican que Rubén Sánchez se dedique a ‘llevarse el dinerito calentito’ procedente de las cuotas aportadas al asociarse a la organización”.

En el texto se apunta que durante el programa, María Rosa Díez y Cristina Seguí “pretendieron desvelar cuál es el salario mensual de Rubén Sánchez, dando cifras diferentes en distintos momentos de la emisión”. Por ello, el representante de Facua advierte de que “su salario no asciende a ninguna de las distintas cantidades que se afirmaron a lo largo del programa: ni 1.000 euros, ni 1.200, ni 1.400, ni 1.600, ni 1.700, ni “mil y pico euros”.

Sánchez señala a su vez que tampoco es cierto que él haya publicado desde su cuenta de Twitter que “cobra 1,200 euros al mes, ni tampoco que haya publicado que cobra 1.400 euros, ni que lanzase un tuit afirmando que cobra 1.700 euros”.

Sobre la sentencia judicial mencionada por María Rosa Díez durante el programa, Rubén Sánchez plasma en su denuncia que “se trata de una sentencia que no es firme y que será objeto de recurso en la Audiencia Provincial” y advierte “que la señora Díez le interpuso hace años otra demanda por intromisión ilegítima en el derecho al honor por el tuit que mencionó en el programa y por el que afirmó que ha sido condenado ahora por, según ella, haberla llamado “perra”. La demanda fue desestimada y la señora Díez acabó condenada en costas por la Audiencia Provincial de Madrid y por el Tribunal Supremo”.

A pesar de la petición de rectificación, el canal de Youtube Estado de Alarma no emitió lo que se el requería, que según la denuncia presentada, «implica irremediablemente la imposibilidad de proteger el patrimonio moral» del representante de Facua. Tras estos hechos, Javier Negre tiene tres días para rectificar.