Economía

Mascarillas FFP2, las mascarillas desechables líderes

Mascarillas FFP2, las mascarillas desechables líderes

Publicado: 16 de diciembre de 2020 09:50 (GTM+2)

El año que estamos finalizando ha estado marcado indudablemente por la irrupción de la pandemia del Covid-19. Durante estos meses, la ciudadanía ha tenido que adaptarse a las diferentes medidas adoptadas por el Gobierno, empezando por el confinamiento domiciliario que se inició en marzo.

A partir del mismo, hubo diferentes productos y elementos que se abrieron paso en la rutina de toda la población, siendo uno de los más populares las mascarillas protectoras. En un primer momento, comprar mascarillas FFP2 o desechables se convirtió en una tarea casi imposible, pues el repentino aumento en su demanda provocó la ruptura de los stocks y sus derivados problemas de aprovisionamiento.

Sin embargo, con el paso de los meses, esta situación se fue remediando gracias al aumento de la producción y a la permisibilidad del Gobierno para autorizar, aunque fuera temporalmente, las mascarillas KN95, un tipo de mascarillas de características muy similares a las FFP2, aunque con estandarización china.

A lo largo de todo este tiempo, la variedad en cuanto a mascarillas se refiere se ha ido incrementando y, tras varios meses, hay algunos modelos que se han establecido como líderes gracias a sus características. Es el caso de las ya nombradas mascarillas FFP2, de las cuales a continuación se recogen los principales puntos que las han llevado a posicionarse como las mascarillas desechables preferidas por la mayoría de usuarios.

Ventajas de las FFP2 frente a otros tipos de mascarillas

Primeramente, son preferenciales gracias a su gran nivel de protección. Y es que, gracias a sus habituales 4 o 5 capas de meltblown, ofrecen una eficacia de filtración bacteriana mínima del 94%, lo que permite evitar en gran medida la inhalación de partículas en suspensión que pueden ser perjudiciales para la salud humana. Su protección es eficaz ante aerosoles, bacterias, polvo y humo, lo que les otorga una gran polivalencia. De hecho, a pesar de que se hayan dado a conocer al gran público como consecuencia de la pandemia, estas mascarillas ya se utilizaban anteriormente en los sectores industriales.

Seguidamente, otro de los factores que juegan claramente a favor de las mascarillas FFP2 es su forma ergonómica que proporciona una excelente comodidad. Su confección se lleva a cabo con una costura frontal que permite una perfecta adaptación de la nariz y la forma de la cara. La forma de estas mascarillas recuerda, salvando las distancias, a un morro de pato. La comodidad que proporcionan es especialmente ideal para personas que deben llevar la mascarilla puesta durante varias horas, ya que les permite reducir a la mínima expresión las incomodidades.

Finalmente, aunque no por ello menos importante, son toda una referencia gracias a su accesibilidad. Esto hace referencia a su precio, y es que, contrariamente a lo que muchos puedan creer, es bastante asequible. Es cierto que las mascarillas desechables comunes tienen un precio algo más contenido, pero las FFP2 con certificación europea pueden llegar a encontrarse a partir de 0,58 gracias a los descuentos por cantidades. Teniendo en cuenta las ventajas que proporcionan, la diferencia de precio parece más que justificada.

Con todo lo anteriormente expuesto, no cabe duda que las mascarillas FFP2 son una muy buena opción para protegerse de manera efectiva, cómoda y económica. A pesar de que se prevé que las vacunaciones en nuestro país se inicien el próximo mes de enero, parece que las mascarillas deberán seguir utilizándose hasta que la situación epidemiológica esté bajo control. Es por ello que, mientras deban usarse, lo mejor es optar por aquellas que sean más cómodas y que proporcionen una gran protección, ambos requisitos cumplidos por las FFP2.