Comunicados

¿Humedades en tu vivienda? Aprende cómo solucionarlas

¿Humedades en tu vivienda? Aprende cómo solucionarlas

Publicado: 18 de enero de 2021 10:11 (GTM+2)

La aparición de humedades en una vivienda debe atajarse lo más rápidamente posible, puesto que puede suponer a la larga, tanto un riesgo estructural para la misma, como provocar problemas de salud en las personas que viven en ella.

Sobre todo en casas bajas o últimos pisos construidos en zonas propicias, es frecuente sufrir problemas de humedades. Por suerte existen soluciones sencillas para solucionarlos y conseguir eliminar el olor a humedad en casa.

De dónde viene el olor a humedad

Problemas estructurales de la vivienda

Las humedades en casa pueden provenir de problemas estructurales del edificio como pueden ser pequeñas pérdidas de alguna tubería, filtraciones, problemas de impermeabilización que causan goteras o un mal diseño de la ventilación e iluminación.

La humedad proveniente de estas fuentes puede penetrar en la estructura de la vivienda causando tanto manchas como malos olores en las habitaciones más próximas al foco.

Bacterias y microorganismos

Los hongos y el moho que se alimentan de la humedad son la causa más frecuente del olor a humedad en las casas.

Problemas de salud causados por la humedad

Tanto el exceso como la falta de humedad en una estancia pueden suponer problemas para nuestra salud. Se recomienda que en todo caso, la humedad de una habitación debe encontrarse siempre entre el 40 y el 60%. Existen sencillos aparatos medidores con los que determinar si este parámetro se encuentra en un valor adecuado.

Si en el ambiente encontramos una humedad excesivamente baja, esto puede provocar una inflamación de las mucosas con la consecuente aparición de problemas respiratorios en la persona que la sufre. Estos problemas pueden traducirse en escozor en los ojos o en la garganta, o enfermedades respiratorias más graves si la exposición a este ambiente es constante.

Frecuentemente, esta falta de humedad está relacionada con un uso excesivo de sistemas de calefacción, sobre todo aquellos que se basan en la producción de aire caliente.

En el caso de humedades relativas excesivamente altas, estas provocan la aparición de colonias de moho y ácaros, que a medio y largo plazo suponen un riesgo muy alto para la salud.

Tanto los ácaros como el moho provocan y agravan problemas respiratorios como alergias, asmas y rinitis. También son causantes de enfermedades como conjuntivitis alérgica, eccemas, dermatitis atópica, neumonitis y aspergilosis broncopulmonar alérgica.

Solucionar los problemas de humedad

¿Qué hacer si tienes humedad en la habitación? Pues independientemente de si se trata de una humedad estructural u olores provocados por el moho, el primer paso y más importante es localizar el foco de la misma.

Si conseguimos eliminar una colonia de hongos o una mancha causada por la humedad, pero no encontramos el origen de la misma, únicamente estaremos convirtiendo el problema en algo persistente que tenderá a reaparecer con frecuencia.

Es por este motivo por el que, lo más recomendable en caso de sufrir problemas de humedad, es recurrir a una empresa externa que diagnostique la gravedad de los mismos y los erradique de raíz, de forma que la solución sea efectiva y permanente.