Comunicados

Por qué son importantes los programas de gestión de calidad

Por qué son importantes los programas de gestión de calidad

Publicado: 22 de enero de 2021 07:44 (GTM+2)

Para conseguir optimizar los procesos productivos y comerciales dentro de una empresa es importante contar con herramientas de gestión modernas y sofisticadas que permitan automatizar sus distintos procesos y tareas. Para implementar un software de gestión de calidad es necesario optar por un software como KmKey, que trabaja en la nube y aporta todas las ventajas de este tipo de soluciones, como una mayor movilidad, seguridad y eficiencia.

Cuáles son las ventajas de utilizar un software de gestión de calidad

Son muchos los beneficios de utilizar una herramienta especializada en la gestión de la calidad de un negocio. Podemos destacar entre las principales ventajas:

Mejoras en la organización

Optimizar los distintos procesos y tareas con el fin de cambiarlos o modificarlos para conseguir mejores resultados y aumentar la calidad de los productos o servicios, es una de los principales motivos por los que utilizar una aplicación de gestión de calidad en una empresa.

Para conseguirlo, es necesario revisar los distintos procesos del negocio para optimizarlos en busca de un mejor rendimiento. Este proceso facilita la gestión de la organización, detectar cuando no se siguen los procedimientos adecuados, reducir el número de errores y bajar los costes al descartar procesos o tareas que no aporten valor o no sean rentables.

Apuesta por la innovación y la mejora continua

Utilizar un software de gestión de calidad potencia el uso de nuevos métodos y apuesta por la innovación, tanto con el uso de tecnologías como con nuevas técnicas y estrategias. Este tipo de software permite monitorizar todos los procesos del negocio para poder conseguir una mejora continua, buscando siempre dónde y cómo optimizarlos.

Mejorar la imagen de marca

Un programa de gestión de calidad permitirá seguir las normas y estándares establecidos en cada sector, pudiendo cumplir con las exigencias de los certificados ISO de calidad como el 9001. Disponer de este tipo de certificaciones en calidad tiene un impacto positivo en la imagen de la marca.

En una empresa del sector alimentario la implantación de un sistema de gestion de calidad alimentaria aportará una garantía a los consumidores de que los productos han sido elaborados siguiendo las mejores prácticas aconsejadas por organismos internacionales. Tanto la imagen de los productos como de la propia marca serán mucho más fiables y seguras desde el punto de vista del cliente.

Aumento de la productividad

La optimización de procesos permite que la empresa trabaje de forma más ágil en todas sus áreas, consiguiendo que sea más rápida y eficiente para entregar un producto o un servicio de mayor calidad. Esta optimización da lugar a un mayor rendimiento por parte de los trabajadores pueden centrarse en tareas que aportan valor, dejando otros procesos repetitivos o de menor aportación a la automatización.

 

El mercado actual destaca por ser altamente competitivo con clientes cada vez más exigentes con los servicios y productos que consumen. Apostar por la calidad se hace cada vez más necesario por parte de las empresas de cualquier sector. Para conseguirlos, la mejor solución es apostar por un software moderno de gestión de calidad que permita optimizar y monitorizar los distintos procesos del negocio en busca de una mejora continua.