Tecnología

Cómo escribir un e-mail de ventas exitoso y cuál es su objetivo

Cómo escribir un e-mail de ventas exitoso y cuál es su objetivo

Publicado: 3 de febrero de 2021 19:10 (GTM+2)

El e-mail de ventas es una de las mejores herramientas dentro de una estrategia de marketing, es decir, una forma eficiente de vender. Por eso, es importante que las empresas conozcan su función, qué ventajas tiene y de qué formas se puede redactar un buen e-mail de ventas para mejorar los resultados. 

A día de hoy, teniendo en cuenta la importancia que cobra la tecnología en nuestras vidas, utilizar las herramientas online es elemental para alcanzar un buen volumen de ventas. Por supuesto, también resulta muy importante saber cómo hacer uso de estas herramientas para que sean efectivas a la hora de conseguir los resultados deseados. Los e-mails de ventas son, desde hace años y hasta la actualidad, grandes recursos para captar la atención de los potenciales clientes e incrementar los números de una empresa.

 

Qué son los e-mails de ventas

Los e-mails de ventas, también conocido como e-mail marketing, son correos electrónicos que se envían a una determinada cantidad de clientes o usuarios, con el objetivo de darles a conocer novedades de la empresa, actualizaciones, ofrecerles un producto o servicio, y de generar una interacción constante para fidelizar a la clientela. Estos e-mails pueden enviarse de manera masiva, a una gran cantidad de personas o a un público seleccionado. Existen muchas formas de configurar el envío, siendo una de las razones por las que es tan importante, sin embargo, lo principal en lo que hay que fijarse, es en cómo redactar un email de venta, ya que,al empezar es posible que surjan algunas dudas que será necesario despejar. Para redactar un buen texto, con el objetivo de vender, hay que tener en cuenta una serie de pautas que permitan maximizar con eficacia su resultado. 

En primer lugar, es fundamental que el correo llame la atención de los destinatarios, tanto con su contenido como con el asunto. Las palabras utilizadas tienen que estar bien pensadas con anterioridad y cumplir con el propósito de atraer. Para ello, teniendo siempre en mente cuál es la impronta de la empresa, lo mejor es dirigirse a los clientes de manera personal, apelando a la emoción y a la confianza, sin abandonar el profesionalismo. Además, es importante adelantarle al cliente cuáles son los beneficios a los que puede acceder con el servicio o el producto que se ofrece, con alguna particularidad que haya que resaltar del mismo, o una novedad especial. Se deben mencionar en el texto las ventajas del producto, y mostrarle a los clientes aquello que podrían perderse si no lo tuvieran, suele ser la mejor manera de conseguir que el correo tenga impacto. 

El e-mail de ventas no busca relatar de forma específica o académica en qué consiste un servicio, por el contrario, tiene que tener la cantidad adecuada de texto para no cansar al usuario que lo recibe, ni perder su atención. Por eso se recomienda resumir en algunos puntos las características clave de lo que se tiene para ofrecer, de modo que quede claro cuál es el servicio que se está prestando. Por otra parte, también se aconseja despejar de entrada las dudas que puedan llegar a tener los clientes con respecto al servicio. De este modo, la empresa se estará adelantando, aportando seguridad y transparencia a los clientes. Para eso puede ser útil incluir las buenas opiniones de clientes previos, aunque dependerá de las características del producto o, en definitiva, de las intenciones de la empresa. 

 

Cuáles son las ventajas del e-mail de ventas

Como mencionamos algunas líneas más arriba, una de las mayores ventajas del e-mail de ventas, es la flexibilidad que ofrece a las empresas para poder personalizar un mensaje que se adapte a ellas, y por consiguiente, a sus clientes. Además, el mensaje se envía de manera muy directa y, como si fuera poco, es un recurso económico, que en relación con la inversión realizada genera muy buenos resultados. Esto resulta indispensable, especialmente para las empresas o emprendimientos pequeños, que apenas estén comenzando a vender y que tal vez no cuentan con los ingresos suficientes para realizar campañas de publicidad más costosas. En estos casos, tanto como para la consolidación de negocios más grandes, el e-mail marketing ha probado ser altamente efectivo. Además, con los correos no se pierde la atención del cliente, porque es un mensaje claro que llega a su casilla, y que no supone distracciones como sí sucede con el uso de otras plataformas.

Los e-mails de ventas son cruciales para generar una relación con el cliente de manera profesional y demostrar compromiso con cada uno de ellos. Muchas veces estos correos sirven para mantener un servicio atento, darle lugar al cliente para que se sienta en confianza, y brindar así una buena atención, antes o después de una compra. Toda empresa debe saber que la interacción no se termina con la compra o la contratación del servicio, sino que lo que debe recibir el cliente tras la misma también resulta crucial para que la relación se pueda mantener, y para que el cliente quiera permanecer fiel a la marca. Por otra parte, el e-mail de ventas o e-mail marketing es también perfecto para poder identificar qué es lo que quieren los clientes, cuál es la respuesta respecto a lo que ofrece la empresa, y por supuesto, sobre la segmentación, es decir, conocer el rango etario, la zona geográfica, las preferencias y el género de los clientes. Esto es elemental para que la empresa pueda seguir creciendo, y esta información se puede reunir fácilmente con estadísticas que se generan una vez enviados los correos.

Es fundamental tener en cuenta que el e-mail de ventas es una forma de publicidad, y por lo tanto, se le debe dar la importancia y la atención que merece, ya que forma parte de una estrategia de ventas y por ello no se debe descuidar. De hecho, muchas empresas ya consolidadas contratan trabajadores especializados en este tipo de contenido, con el objetivo de que los correos estén adecuadamente escritos, se envíen a las personas indicadas y tengan el resultado que se espera para la empresa.