Opinión

Un profesor se enorgullece de torturar a sus alumnos con un artículo de Antonio Maestre

Un profesor se enorgullece de torturar a sus alumnos con un artículo de Antonio Maestre

Publicado: 11 de febrero de 2021 16:32 (GTM+2)

El que decía que era más probable morir atropellado porque se te empañen las gafas por llevar mascarilla que por covid es ahora un referente intelectual

En los tiempos que corren en los que las tendencias en Twitter marcan las líneas editoriales de los medios a menudo caemos en la trampa de apoyar hechos y conductas absolutamente indignantes por miedo a no ser tachado de lo contrario a los valores que tú representas.

Así, si un día Iker Jiménez se equivoca y dice algo bueno, no podemos decirlo porque somos un medio de izquierdas y se podría interpretar como que apoyamos una corriente de pensamiento que a menudo cruza la línea de la ética y acaba rozando la de las teorías de la conspiración que tanto gustan a la ultraderecha.

Es decir, si apoyas a Iker Jiménez, aunque lleve razón, eres un facha. Y ojo, lo entiendo porque muchas veces Iker y sobre todo los que rodean a Iker, si hubieran nacido hace 50 años llevarían fijo el carnet de falange en el bolsillo de sus respectivas camisas azules.

Pero también puede pasar lo contrario. Que de repente alguien bien visto por la izquierda de nuestro país diga o haga una gilipollez. Y claro, si sacas un artículo criticando lo dicho o hecho también puede parecer que ya no eres un medio progresista o de izquierdas.

Por eso, y más en estos tiempos tan convulsos, la mayoría de medios acaban vendiéndote un “paquete”, o bien de izquierdas o bien de derechas y pasan de cuestionarse nada.

Pero claro, siempre hay una gota que colma un vaso y esa gota ha llegado hoy, al menos para mi, quien escribe estas líneas. Y ya aviso de antemano de que esto es un artículo de opinión y que no tiene por qué representar la de este medio.

Antonio Maestre es gilipollas. Por mucho que le den pábulo en medios de comunicación autodenominados progresistas como La Sexta, que de progresista tiene lo mismo que su director de informativos Antonio Ferreras (NADA): es un ser que ensucia la labor de los cada vez menos periodistas respetables que quedan en este país.

Se puede, y se debe ser de izquierdas, y al mismo tiempo reconocer que Antonio Maestre no aporta nada bueno ni profundo al debate público. Empezando por cómo trató la pandemia en sus inicios, yendo mucho más lejos que la mayoría de medios, que sí, también se confundieron al no verlas venir, no fueron tan imbéciles como para decir que era más probable morir atropellado porque se te empañen las gafas por llevar mascarilla que por covid. Y sí, esto son palabras textuales de Antonio Maestre aunque más tarde, vaya a usted a saber por qué, desaparecieron de su Twitter.

Más recientemente publicaba un vomitivo artículo en el que comparaba al periodista antes mencionado, Iker Jiménez, con Adolf Hitler, así sin despeinarse ni nada.

Pues bien, este personaje, que para cualquiera independientemente de su ideología debería estar canceladísimo, es un referente para un profesor de secundaria, que espero sea un caso aislado, ha publicado en Twitter todo orgulloso la historia de cómo torturó a sus alumnos haciéndoles leer un artículo de Antonio Maestre para luego obligarles a seguir sus pasos escribiendo un artículo cargado de falacias sobre la marcha de youTubers a Andorra.

Y ojo, estoy por supuesto en contra de que los youtubers no quieran aportar al país que tanto les ha dado y se marchen para eludir impuestos, pero cualquiera con dos dedos de frente sabe que es un tema con muchas aristas, con muchos tonos de grises.

Y el artículo de Maestre lo pinta todo en tonos blancos y negros, como cuando comparaba el otro día a Jiménez con Hitler. Obviamente no es el mejor ejemplo de referente intelectual para ser utilizado en una clase con niños de 14 años.

Y se puede ser de izquierdas y criticar esto. De hecho, creo que no se puede ser de izquierdas y estar de acuerdo con que esto ocurra en una escuela pública.