Tecnología

¿Cuál es la Historia de los Robots?

¿Cuál es la Historia de los Robots?

Publicado: 8 de marzo de 2021 16:37 (GTM+2)

Los robots, pueden cambiar positivamente nuestro mundo en casi todos los aspectos, incluso en las pequeñas tareas que llevamos a cabo día a día. Cuando la gente habla hoy sobre la vida moderna, a menudo se escuchan los términos digitalización e inteligencia artificial, pero casi con tanta frecuencia se habla de robots que cambiarán el mundo, y la forma en la que vemos las cosas.

Pero, ¿qué es realmente un robot? ¿por qué se llama así y cuándo se construyó un robot por primera vez? Por cierto, te invito a conocer el mejor robot creado hasta el momento.

¿Por qué se crearon los robots?

El término "robot", se deriva de la palabra checa para trabajo forzoso "robota" y se utilizó por primera vez, en 1921 en el estreno mundial de una obra en Praga; en la que el inventor Rossum Maschinelle quiso construir siervos para su familia. Al final, sin embargo, él mismo lleva a su familia a la esclavitud.

Además, Isaac Asimov, en sus treinta y una historias de robots, escritas entre 1939 y 1977, desarrolló aún más la definición de robots estableciendo reglas de acción para los robots de aspecto humano.

¿Cuándo se creó el primer robot del mundo?

Las personas siempre han inventado cosas que facilitan su trabajo, y el deseo de una mano adicional, un ayudante mecánico que asuma incansablemente las tareas difíciles y aburridas, es probablemente tan antiguo como la humanidad misma.

Incluso Aristóteles, pensó en máquinas que funcionaban automáticamente con los antiguos griegos. Pero pasarían unos 2000 años antes de que el mundo estuviera listo. Desde un punto de vista puramente mecánico, los inventores estaban listos para construir autómatas sofisticados desde finales de la Edad Media.

No obstante, fue solo la tecnología de transistores inventada en la década de 1940, la que sentó las bases para que fuera realmente posible programarlo.

¿Cuál es la historia de los primeros robots?

Incluso en la antigüedad, hubo intentos de construir "autómatas" que se suponía que eran una imagen artificial y mecánica de los humanos. La mayoría de ellos, tenían un mecanismo oculto con el que se impulsaban. Así que estos fueron, por así decirlo, los precursores de los robots.

Entonces, un robot fue posible cuando se logró programar libremente los movimientos y las operaciones de agarre de una máquina. Cuando existían los correspondientes materiales y microprocesadores, que podían integrarse en una máquina en movimiento.

Qué movimientos se deben realizar y cuándo se registraron los sensores. Es precisamente esta capacidad del control del programa, lo que distingue al robot de las máquinas de manipulación automática. El primer robot que pudo hacer todo esto fue el "Unimate" de Unimation, que apareció a mediados de los años sesenta.

¿Quién fue el primero que hizo un robot?

Cuando pensamos en los robots de brazos articulados que son típicos hoy en día, no podemos ignorar los nombres de George Devol y Joseph Engelberger. Con Unimate, estos dos desarrollaron y construyeron el primer robot que podía ser programado por electrónica.

Ya en 1954, el inventor George Devol solicitó una patente para un brazo programable. Sin embargo, inicialmente carecía de fondos para implementar el ambicioso proyecto. En 1956 conoció al inversor, empresario, físico e ingeniero Joseph Engelberger en un cóctel.

Era un gran admirador de las historias de robots de Isaac Asimov e inmediatamente estaba listo para unirse al proyecto. Engelberger, fue tan apasionado en su trabajo que hoy se le considera el padre de la robótica moderna.

¿Cuál es el robot más avanzado del mundo?

Su nombre es Sophia, incluso si sus pasos todavía parecen irregulares, el rostro de "Sophia" casi parece real. Es uno de los primeros robots que puede caminar solo. La inteligencia artificial lo hace posible. Reconocer rostros y procesar datos visuales tampoco es un problema para Sophia.

La mayoría de los robots, se han convertido en máquinas de un solo uso. Algunos están diseñados, por ejemplo, para pintar coches y realizar operaciones industriales, otros para transportar suministros para los soldados y mucho más. Por lo que no es una sorpresa que, en la actualidad, continúen mejorando e innovando en casi cualquier industria.