Comunicados

Trámites que debes cumplir cuando compras un coche en el exterior

Trámites que debes cumplir cuando compras un coche en el exterior

Publicado: 23 de agosto de 2021 09:45 (GTM+2)

Es posible que te hayan recomendado adquirir un coche de importación, pues resultan mucho más económicos que los nuevos. Por ejemplo, Alemania es uno de los centros de venta de coches más populares, además de Estados Unidos. Miles de españoles deciden comprar en estos lugares, pues además de mejores precios consiguen mayor variedad. No obstante, es necesario que tengas claros algunos trámites que no puedes eludir. 

Importar un coche: trámites que debes realizar

Existen al menos tres razones ventajosas por las que comprar un coche importado es tu mejor opción. Primero, el precio es mucho más asequible que al comprar un coche nuevo. Segundo, los coches que se importan tienen como mínimo una garantía de dos años. Y tercero, encuentras una gran variedad de marcas y tipos de coches al viajar a otro lugar a comprar un vehículo e importarlo a España.

Documentos de homologación  

El certificado de conformidad es un documento necesario para que tenga validez la circulación de un coche importado en España. Si este certificado no puede obtenerse, va a ser necesario gestionar una contraseña de homologación europea. 

La contraseña de homologación es un código en forma de barras que está ubicado, por norma general, en la chapa del motor. Con esta contraseña se puede hacer la verificación de los datos técnicos de un coche importado, desde su fabricación, comercialización y normas de seguridad, entre otros datos importantes. 

El COC por su parte, que es el certificado o informe de conformidad, es un papel en físico emitido por parte del fabricante del vehículo. También se puede solicitar una ficha reducida del certificado, que tendrá validez si ha sido firmado por un ingeniero acreditado.

Si no se posee una contraseña, quizás pienses que no tienes opción y no podrás importar el vehículo. En realidad, aún existe una opción que es la homologación por equivalencia. Este es un trámite que por lo general es la solución para la compraventa de vehículos antiguos. Cada país contaba con una contraseña, por cuanto el código que necesitaríamos sería el que se usaba antes de 2002. 

Aún si no pudieses acceder a ninguno de los documentos antes descritos, tienes la opción de gestionar una homologación individual o contraseña unitaria. En realidad, este trámite equivale a homologar el coche desde su fabricación. Puede que sea un proceso más engorroso, pues tendrá que hacerse una verificación a través del Ministerio de Industria.  

Además, del certificado de homologación europea, necesitarás tener a mano un contrato de compraventa. La ficha de registro de especificaciones técnicas del coche y tus documentos de identidad. Una vez que tengas todos estos requisitos en regla, podrás proceder a trasladar el vehículo a España. 

Traslado del coche a España

Puedes llevar el vehículo por tu cuenta propia, si lo has adquirido en algún lugar de la región europea. Sin embargo, cuando has comprado tu coche en Estados Unidos, vas a tener que pagar un envío marítimo. 

Inspección técnica del vehículo (ITV)

En España, van a revisar que tu coche esté en condiciones adecuadas para circular en el país. La revisión que hace la ITV ameritará la presentación de diversos documentos, algunos de los cuales ya te hemos mencionado. Por ejemplo: 

  • Contrato de propiedad del coche a tu nombre. 
  • Recibo de pago de los impuestos correspondientes a los trámites. 
  • Licencia de conducir. 
  • Seguro de automóviles con una empresa española. 
  • Detalles técnicos del vehículo. 

El pago de impuestos puede asustar, pero en realidad no suponen un gasto excesivo. No obstante, no puedes eludir su pago. Tendrás que pagar la matriculación por importación de coches desde el extranjero, para lo cual llenarás un formulario llamado Modelo 576. Como el vehículo viene del exterior, vas a tener que pagar el Documento Único Administrativo. 

Por supuesto, tendrás que cancelar el impuesto del Ayuntamiento para la libre circulación vehicular y los gatos que corresponden a los trámites de la DGT. 

Matriculación del coche

Cuando el coche no posea una matrícula de Europa, tendrás que hacer el trámite una vez que estés en España. La jefatura de tráfico es el destino donde podrás llevar a cabo la gestión de este último paso indispensable. Si todo está en orden, tendrás tu matrícula en poco tiempo y podrás disfrutar de circular en el coche que has adquirido en el exterior.