Tecnología

Algunos consejos para mejorar el ROI en el email marketing

Algunos consejos para mejorar el ROI en el email marketing

Publicado: 17 de septiembre de 2021 19:11 (GTM+2)

Dentro de las diferentes estrategias que ofrece el marketing digital, una de las más efectivas porque presenta altos niveles de retorno, es el email marketing. No muchos son expertos y conocedores de los conceptos que se utilizan en el sector, uno de ellos es el ROI, que significa Retorno de la Inversión, de acuerdo a sus siglas en inglés (Return On Investment). 

Se trata de un tema vinculado con las finanzas, que se encarga de hacer comparaciones entre el beneficio que se obtiene al aplicar una estrategia relacionándolo con la inversión realizada. En tal sentido, y de acuerdo a evaluaciones que se han hecho a través de importantes estudios, todo indica que emprender una campaña de e mail marketing tiene un excelente rendimiento al relacionar la inversión con el retorno o las ganancias. 

Dicho de otro modo, el ROI es un factor de medición y valoración que permite hacer un balance de rentabilidad. Para poder hacer una evaluación objetiva del ROI en el email marketing es oportuno y conveniente conocer los distintos tipos de ROI que son populares. 

Cuáles son los principales tipos de ROI aplicados en el marketing digital 

Hay diferentes tipos de ROI de marketing que se pueden analizar para aprender a diferenciar las métricas y determinar cuál es la estrategia que puede llegar a tener mejor relación inversión-retorno. 

ROI de las redes sociales

Quizás es uno de los ROI más difíciles de medir, porque hay una importante suma de variables que se deben tener en cuenta, entre estas, las ventas directas o indirectas que puede generar un perfil de una red social. 

También hay que analizar: 

  • El tráfico que proviene de las RRSS.
  • Tener claro el número de conversiones. 
  • Establecer porcentajes exactos y un dato económico, que al final de todas las cuentas es el principal activo del ROI. 

ROI de SEM

Herramientas como Google Ads son útiles porque proporcionan buenos detalles y datos que nos permiten medir la rentabilidad de una campaña de anuncios en internet. Para poder tener una valoración exacta del retorno de la inversión que se realiza para aplicar esta estrategia hay que tener en cuenta los siguientes factores: 

  • El importe total del dinero invertido en la campaña. En esta hay que incluir todos los gastos que tienen que ver con diseño de anuncios, tiempo de ejecución y niveles de monetización. 
  • Por supuesto, hay que determinar los ingresos obtenidos en ventas o en la captación de clientes potenciales. Sin embargo, al recordar que el ROI está estrechamente relacionado con un dato económico, la captación de clientes se puede evaluar como un retorno indirecto y aplazado de la inversión realizada. 

ROI del SEO

Es posiblemente uno de los retornos más difíciles de definir, porque se trata de una estrategia de marketing cuyos resultados se perciben a largo plazo. Al momento de analizarlo con mayor exactitud es necesario conformarse con el incremento de palabras clave posicionadas y el crecimiento del tráfico orgánico que se registra en una página web. 

Es muy importante definir en este caso, si la inversión realizada en la aplicación de las estrategias SEO está estrechamente vinculada con las ventas de productos, tráfico de la web o monetización. Google, una vez más, ofrece una herramienta útil de medición de métricas, como es Google Analytics

ROI Email Marketing

El ROI del email marketing consiste en medir el total de conversiones monetarias que se han derivado de una campaña lanzada. En este caso, es posible plantear una buena cantidad de estrategias y canales que agregan valor a la técnica. 

Podemos adelantar como resumen, que en este aspecto y muchos otros de peso, el email marketing es el que encabeza la lista en lo que tiene que ver con el ROI. Es una forma efectiva de llegar a una audiencia con claridad y atraerla para obtener resultados concretos. 

Cuáles son los factores que inciden en el ROI del email marketing

Que los números favorezcan a esta estrategia se debe gracias a diversos factores, y algunos de los más interesantes podemos mencionarlos a continuación.

El correo electrónico es prácticamente de uso universal

A estas alturas de la era moderna, es posible asegurar que no hay personas que no tengan un correo electrónico, ya que prácticamente se ha convertido en una norma para acceder a una gran cantidad de servicios, tanto de índole pública, como privada o social. 

Para tener una cuenta bancaria por internet o acceder a una cuenta de redes sociales, es imprescindible tener un correo electrónico en la actualidad, además, tener acceso a este es sumamente sencillo. 

Por otro lado, hay que decir que la mayoría de los usuarios han demostrado buenos niveles de receptividad cuando reciben publicidad a través de sus correos electrónicos. Mucho se debe al previo consentimiento que tienen que otorgar a las empresas que son de su interés, para poder recibirla. 

La estrategia es muy económica

En comparación con otras estrategias publicitarias que están activas en el mercado digital, el email marketing es una de las más económicas. Esto, en gran medida, es lo que permite definir la estrategia como una de las que permite un alto ROI. 

Móvil como buen aliado

Aunque ya hemos hecho mención al libre acceso que tenemos al correo electrónico, es justo añadir que los teléfonos móviles han hecho lo propio para tener más libertad en este sentido. Estudios recientes indican que las personas abren un 55% más los correos electrónicos a través de los móviles que en cualquier otro dispositivo. 

Incremento del ROI en el email marketing

Como en cualquier otra estrategia de marketing digital, el éxito de las campañas dependen de las buenas prácticas. Y por supuesto, estas influyen directamente en el ROI. 

  • La calidad del contenido de tus correos electrónicos es uno de los factores más importantes, y va a determinar el éxito de conversión y retorno de una campaña
  • Los correos electrónicos que llevan incluido un buen equilibrio de contenido entre recursos escritos, audiovisuales y demás atractivos de captación y persuasión, tendrán mayores posibilidades de apertura y conversión. Hay que evitar a toda costa que estos terminen en la carpeta de spam.

El contenido debe estar en un formato responsive, de manera que tenga el mismo impacto visual, tanto en un ordenador como en un teléfono móvil.