Comunicados

Shows de mujeres en directo: ¿por qué tienen tanta demanda?

Shows de mujeres en directo: ¿por qué tienen tanta demanda?

Publicado: 11 de noviembre de 2021 20:06 (GTM+2)

España es uno de los países del mundo donde más pornografía se consume. Dentro de los contenidos pornográficos que se ven en la red del territorio español aparecen los espectáculos de webcam, un tipo de contenido que se encuentra en pleno auge y que no para de atraer a nuevos espectadores.

A continuación, vamos a ver cuáles son los motivos del éxito de este tipo de shows.

Mujeres reales

El mundo de las webcams forma parte del concepto global de la industria del porno, pero entre lo que se puede ver en una página de contenido pornográfico y una webcam hay ciertas diferencias.

La más llamativa es que los espectadores sienten que las mujeres que tienen frente a ellos son mujeres de carne y hueso, reales, y no un mero clip de vídeo.

Espectáculos en directo

Las páginas porno especializadas contienen infinidad de vídeos, pero el formato es de las webcams se centra en el aquí y ahora, en emitir imágenes en directo de una chica realizando un espectáculo concreto. Esto genera una sensación en el espectador de estar presenciando algo único e irrepetible, y eso es un valor añadido importante para los consumidores de este tipo de producto audiovisual.

Interacción

Uno de los principales puntos fuertes de las webcams de sexo es que ofrecen a la audiencia la posibilidad de interactuar con las chicas que aparecen en la pantalla. Cada canal cuenta con un chat en el que la audiencia puede escribir para comunicarse con la chica a la que esté viendo. De esta forma, los espectadores presencian un espectáculo interactivo en el que tienen la sensación de tomar decisiones, ya que muchas chicas aceptan peticiones.

Diferentes mujeres y espectáculos

Los perfiles de consumidores de porno son muy variopintos. Esa variedad de gustos ha hecho posible que haya mujeres de todo tipo en toda la red: jóvenes, maduras, con mucho pecho, sin pecho, rubias, morenas, con sobrepeso, con cuerpos esculturales cincelados a base de horas y horas de gimnasio…

Los espectadores tienen a su alcance a chicas españolas por la cam, mujeres latinas, de Europa del Este… pero también pueden presenciar shows trans, lésbicos, de porno gay…

Para cada tipo de canal hay un perfil de consumidor concreto. Pero esto no solo tiene que ver con cómo son las chicas que aparecen en las pantallas de la audiencia, sino que los espectáculos también son muy diferentes entre sí. Hay mujeres que no aceptan peticiones y se ciñen a lo que tienen pensado, pero también las hay que están completamente receptivas a acceder a las peticiones de sus suscriptores y visitantes, dándoles lo que demandan en cada momento.

El poder del sexo

No podemos obviar que los hombres sienten una gran atracción por el sexo. El formato de las webcams ofrece una inmediatez y una frescura que no poseen las webs de vídeo, por lo que los espectadores consiguen una sensación mucho más próxima a la que se obtiene durante las relaciones sexuales que cuando dedican su tiempo a ver vídeos pornográficos.

Pero eso no significa que el consumo de contenidos de los shows de webcams sea cosa de única y exclusivamente de hombres. Para nada, las mujeres también dedican parte de su tiempo a ver este tipo de contenidos que tienen tanta vigencia en la actualidad.