Internacional

Detectan rastros de cocaína en 11 de 12 baños del Parlamento británico

Detectan rastros de cocaína en 11 de 12 baños del Parlamento británico

Publicado: 7 de diciembre de 2021 07:51 (GTM+2)

Este año hubo 17 intervenciones policiales por delitos relacionados con las drogas en el edificio o "sus alrededores"

Una inspección realizada de doce baños en los edificios que alojan a las dos cámaras del Parlamento británico, a sus comités, oficinas de diputados y lores, áreas de trabajo para periodistas, bares y restaurantes, ha detectado rastros de cocaína en todos ellos salvo en uno. Según ha desvelado The Sunday Times, esta noticia coincide con un cambio en la política del Gobierno sobre el consumo de drogas ilegales.

El diario no detalla quién ha ordenado la inspección, que parece ser el producto de una colaboración suya con Lindsay Hoyle, el presidente de la Cámara de los Comunes. Los doce baños incluyen los reservados para mujeres y hombres en el pasillo que comienza tras el asiento del presidente. En ese corredor está el despacho del primer ministro en el Parlamento.

La lista de doce, en la que no se apunta al único que no dio color azul cuando se pasó el reactivo a la cocaína, incluye servicios para ambos sexos y para personas con discapacidades. También se ha detectado en baños situados junto a las oficinas de diputados laboristas o de una ministra conservadora y los unisex de la galería de la prensa así como un bar de los lores; repartidos en los tres edificios que los alojan.

La Policía habría tenido que intervenir solo en el último año en 17 delitos relacionados con las drogas “en el Parlamento o sus alrededores”, según publica el 'Times', que también detalla que, hace un mes, había un intenso olor a cánnabis en la calle, entre Portcullis House, que alberga oficinas y salas de reunión, y el número 1 de la Plaza del Parlamento, que es un acceso al Palacio de Westminster.

Boris Johnson,. el actual primer ministro, reconoció que tomó cocaína cuando estaba en la universidad, aunque afirmó que no la esnifó bien y que tampoco tuvo en él ningún efecto. También dijo que fumó cánnabis de manera habitual cuando era más joven. Otros políticos de su generación se han negado a hablar sobre si consumen drogas ilegales.

Alrededor de 20.000 personas tienen pases para entrar, mediante contacto con una tarjeta electrónica, en los edificios del Parlamento de Westminster.

Esta información coincide con el anuncio del Gobierno de Johnson de un cambio sustancial en el enfoque de la persecución de las drogas. El Ejecutivo británico parte de la evidencia de que la mitad de los robos y de los homicidios están relacionados con las drogas. Su nueva prioridad a los más de 300.000 adictos a la heroína y al crack en el país. Quiere además castigar a los que consumen drogas para entretenerse.