Tecnología

Mirillas digitales, una forma moderna de seguridad

Mirillas digitales, una forma moderna de seguridad

Publicado: 9 de diciembre de 2021 11:05 (GTM+2)

La seguridad doméstica ha sido una preocupación de los inquilinos desde tiempos pretéritos. La posibilidad de que la intimidad y la tranquilidad del domicilio puedan ser vulneradas ha motivado a la sociedad a encontrar formas de protección de todo tipo. Así, desde métodos tan rudimentarios como una sencilla reja de ventana hasta las cámaras de videovigilancia y alarmas más modernas, los accesorios dedicados a la protección del hogar no han cesado de evolucionar.

Uno de los elementos de prevención más popularizados durante el pasado siglo fueron las mirillas de las puertas, sustituidas durante algún tiempo por los porteros automáticos, que permiten hablar con el visitante para reconocerlo. Sin embargo, la empecinada decisión de la tecnología de aplicarse a todo las ha vuelto a colocar en el mercado, eso sí, reconvertidas en modernas cámaras de foto y vídeo. 

Sus propiedades

Como era de esperar, la aplicación de los principios tecnológicos a este sencillo aparato del pasado ha disparado sus propiedades y posibilidades. Las ahora conocidas como mirillas digitales tienen la capaciad no sólo de informar al inquilino de quién se acerca a la vivienda, sino de disuadir de una posible internada a visitas inesperadas y desagradables. Y es que si este accesorio de seguridad reúne las características necesarias, el área frontal del inmueble casi puede darse por custodiada al 100 %.

Para garantizar un servicio satisfactorio y eficaz, las mirillas digitales cuenta con un monitor externo, dedicado a revisar quién llega,  y otro interno, compuesto por una pantalla digital desde la que identificar al visitante. Además, desde el momento en que se visualiza la imagen, la mayoría de modelos ofrece la posibilidad de establecer contacto bidireccional con quien se encuentra al otro lado de la puerta. 

Especialmente cuando éste no es conocido, la capacidad de entablar conversación bien de manera oral, bien a través de mensajes, supone un plus en la seguridad de los habitantes. A esta ventaja se añade la de los sensores de movimiento, que automáticamente ponen en funcionamiento todos los elementos que componen la mirilla, sin necesidad de que sea el timbre quien active el circuito del dispositivo. Como adenda, estos sensores pueden colocarse en las zonas deseadas por el inquilino.

Pero también la llegada de visitas puede darse en momentos del día en los que no haya nadie en el domicilio, para lo que las mirillas digitales cuentan con la capacidad de avisar al móvil del usuario. Su funcionamiento mediante conectividad wifi (en la mayoría de los casos) permite manejarla y revisarla desde cualquier smartphone moderno. Así, a través de un aviso se puede conocer que alguien ha llegado a casa. 

En el caso de que el inquilino esté en la vivienda, pero se encuentre en la ducha, estos aparatos han desarrollado la posibilidad de guardar llamadas perdidas, que informan de quién ha tocado al timbre.

Por último, estos desarrollados dispositivos cuenta con objetivos visuales de calidad con los que tomar fotos y grabar vídeos incluso de noche gracias a su visión nocturna. Con ángulos de cobertura de hasta 155º de amplitud, las mirillas digitales pueden funcionar como una cámara de videovigilancia más, con la ventaja suplementaria de que tienen la capacidad de almacenar el contenido en los smartphone conectados para identificar a los individuos en caso de robo o allanamiento de cualquier clase.

Principales requisitos de compra

Todas estas ventajas expuestas son motivos por los que cada vez más consumidores se decantan por el uso de este accesorio. Sin embargo, no todos los modelos y marcas ofrecen las mismas posibilidades, por eso los especialistas recomiendan tener en cuenta estos requisitos como indispensables para la compra.

Conectividad: la conectividad wifi de la mirilla debe revisarse para que ésta sea compatible con los protocolos de comunicación inalámbrica, ya que con ello se garantiza el acceso a las aplicaciones de los sistemas Android e iOS.

Monitor interno: se recomienda que este elemento, a través del cual se proyecta la imagen exterior en el interior, tenga un rango de alcance amplio, por si se decide cambiar a otro lugar de la casa más alejado. Además, una imagen nítida es fundamental para poder ver con detalle a quien desea vulnerar la seguridad doméstica.

Dispositivo externo con cámara: una buena calidad en la grabación es lo indispensable para que el dispositivo externo ofrezca un rendimiento óptimo, ya que supone la imagen principal en la que se basa el circuito. Además, el complemento de los sensores de movimiento es importante, para la activación del dispositivo sea automático.

Montaje: la mirilla escogida debe traer su kit de montaje estandar y entrar el diámetro de la mirilla convencional, para que pueda acoplarse a todo tipo de puertas.

Batería: para garantizar una vida útil duradera y un rendimiento satisfactorio, se recomienda que la batería sea de litio y recargable. Con ello, el usuario garantiza un ahorro en tiempo y dinero