Internacional

El gas natural vuelve a batir récords de precio dejando en evidencia a la Unión Europea

El gas natural vuelve a batir récords de precio dejando en evidencia a la Unión Europea

Publicado: 22 de diciembre de 2021 20:29 (GTM+2)

La energía en Francia podría llegar a costar 1.000 euros/MWh a finales de enero

El precio del gas natural se ha disparado, alcanzando hasta 180 euros por megavatio hora , según el índice TTF, la referencia más utilizada en el mercado europeo. Se trata, sin duda, de una mala noticia para el mercado energético europeo, que en muchos momentos depende del gas natural para satisfacer la elevada demanda, lo que, debido al sistema de precios marginales, hace que el precio de la electricidad alcance niveles sin precedentes. El gasoducto Nord Stream 2 sigue pendiente de aprobación y esta semana se ha sabido que la empresa rusa Gazprom ha dejado de reservar suministros para Europa a través de su gasoducto ucraniano. Si el precio de la energía sigue subiendo, llegará un momento en que algunas empresas perderán dinero si producen y les saldrá más rentable apagar las máquinas.

Katja Yafimava, investigadora del Instituto de Estudios Energéticos de Oxford, explica a Bloomberg que la negativa de Gazprom a reservar suministros ha provocado un bombeo en la dirección contraria, de Alemania a Polonia, un cambio que también refleja un menor consumo debido a las vacaciones. Aun así, en esta época del año llegan las olas de frío y las reservas europeas están prácticamente agotadas. Tal es el precio del gas en Europa que incluso Asia está viendo que es más rentable enviar camiones cisterna de gas natural a Europa que venderlos en su propio continente. Según los analistas del mercado energético Platts, la diferencia entre los precios del gas en Europa y Asia es la más amplia jamás registrada.

Estos precios del gas se están reflejando claramente en el precio de la electricidad. En el caso de Francia, y tras el cierre de varias centrales nucleares, los futuros sugieren que el precio de la energía en el mercado francés podría alcanzar los 1.000 euros/MWh a finales de enero. Europa tiene múltiples fuentes de energía para abastecerse, pero depende de todas ellas cuando hay picos de demanda. Es en esos momentos cuando el tipo de energía más caro, normalmente el gas, marca el precio de todo el mercado.

El problema es que Europa apenas produce gas, lo que nos deja en manos de actores externos como Rusia. A largo plazo, el objetivo de Europa es apostar por las energías renovables, pero esto está muy lejos por el momento. Ante el elevado coste de la energía, el Gobierno ha aprobado una prórroga de la rebaja del IVA y del Impuesto Especial sobre la Electricidad. Una crisis energética que tiene al gas en el centro de los problemas y en la que por el momento no hay ninguna solución sobre la mesa.