Comunicados

Las ventajas de los glucómetros: cuándo debemos usarlos

Las ventajas de los glucómetros: cuándo debemos usarlos

Publicado: 2 de marzo de 2022 09:28 (GTM+2)

Controlar los niveles de glucosa en sangre es necesario para evitar problemas que, a la larga, pueden cronificarse, tal es el caso de la hiperglucemia o la hipoglucemia. En este sentido, en el mercado encontramos diferentes instrumentos que nos permiten medir los niveles de glucosa en sangre de forma sencilla. Para ello, lo mejor es buscar alguno de los mejores glucómetros del mercado y empezar a llevar un control diario de esta magnitud.

¿Qué es un glucómetro y para qué se utiliza?

Los glucómetros son instrumentos que permiten medir la concentración de glucosa en sangre de forma inmediata y sencilla. De esta forma, podremos conocer nuestros niveles en sangre de glucosa en la comodidad de nuestra casa, sin necesidad de que un profesional sanitario lleve a cabo esta medición.

En el mercado encontramos diferentes tipos de glucómetros, si bien la mayoría de ellos extraen una pequeña muestra de sangre (una gota) con la ayuda de una aguja hipodérmica. A continuación, el medidor indicará en la pantalla del aparato el nivel de azúcar en sangre. No obstante, también existen algunos glucómetros no invasivos que no requieren de un pinchazo para la medición.

Las ventajas de los glucómetros

Los glucómetros son aparatos que cuentan con muchos beneficios y ventajas. Son los siguientes:

  • Facilidad para medir el progreso diario y comprobar cómo evoluciona la patología del paciente. Además, este podrá modular su ejercicio y alimentación con base en estos niveles.
  • Muy sencillo de usar.
  • No es necesario desplazarse al hospital o centro de salud para realizar la medición, sino que se puede hacer desde casa.
  • Diferentes tipos de glucómetros. En el mercado encontramos diferentes tipos de glucómetros —con y sin tiras, invasivo y no invasivos y continuos—, por lo que podremos elegir aquel que mejor se adapta a nuestras necesidades, requerimientos y patologías.
  • Facilidad para conseguir tiras y lancetas en cualquier farmacia.

A pesar de que estos aparatos cuentan con no pocas ventajas, debemos tener en cuenta que es preciso saber cómo se utilizan, ya que un mal uso de estas herramientas puede arrojar resultados inexactos que nos ofrezcan una visión no realista de la enfermedad.

¿Cómo se usan los glucómetros?

Para usar un glucómetro se han de seguir los siguientes pasos:

  • Limpia el dedo con alcohol.
  • Pincha el dedo con la aguja hipodérmica o lanceta del glucómetro.
  • Toma una muestra de sangre del dedo que has pinchado. Para ello, lo mejor es presionar la yema del dedo hasta que salga una gota de sangre.
  • Recoge la gota de sangre con la tira reactiva del glucómetro y espera el resultado.

Sin duda, la utilización de un glucómetro es muy sencilla y cómoda. No obstante, a la hora de utilizarlo, lo mejor es comprar tiras reactivas de la misma marca del aparato para que los resultados que arroje la medición sean lo más exactos posible. Además, no podremos reutilizar las tiras reactivas que ya se han utilizado una vez.

A través de estos instrumentos, podremos conocer nuestros niveles de glucosa en sangre, permitiéndonos llevar un control exhaustivo desde nuestra casa de ciertas patologías relacionadas con la glucosa.